Afilar sus uñas es parte del comportamiento natural de los gatos. Los gatos buscan superficies con cierta dureza para poder afilar sus uñas. Por eso, cuando los gatos arañan nuestros muebles están realizando una actividad de suma importancia para ellos, sin importar lo molesto que sea para nosotros.

Los rascadores para gato no son solamente un complemento o un accesorio, sino que son un artículo básico para su bienestar. Más aún si consideramos que ante su ausencia tu gato buscará superficies alternativas para afilar sus uñas, lo que probablemente te traiga dolores de cabeza.

Afiilar sus uñas es una forma que tiene el gato de marcar su territorio, más aún si comparte vivienda con otros gatos. Por eso, el uso de rascadores para gato ayuda a evitar problemas de comportamiento al mismo tiempo que alivia el estrés y mantiene un cierto nivel de actividad en tu mascota.

Con un buen rascador, tu gato tendrá una superficie controlada en la cual liberar tensión y energía a la vez de forjar su caracter y entender que tiene un espacio determinado en la casa para afilar sus uñas.

A la hora de elegir un rascador, debes considerar las superficies que son atractivas para tu gato. Determinando qué tipo de texturas le gusta más podrás elegir el tipo de rascador que mejor se adecúe a su personalidad.