Semana de michis!😻 Usá el cupón MICHI10 y obtené un 10% en tus compras para gatos hasta el 25 de febrero

¿Cuántas veces debe comer un gato al día?

Si tienes dudas acerca de cuántas veces debes alimentar a tu gato diariamente, en este artículo te explicamos con qué frecuencia darle la ración a tu gato, el por qué detrás de eso y cómo hacer para que no pase hambre

    Tabla de contenidos

  1. Cada cuánto darle de comer a un gato al día es una de las preguntas que tenés que hacerte si convives con un gato. 
  2. El apetito de los gatos
  3. ¿Puedo dejar comida siempre a disposición de mi gato?
  4. ¿Y si no estoy en casa cuando le toca comer a mi gato?
  5. ¿Qué tipo de comida debería comer mi gato?
  6. ¿Qué sistema usar para alimentar a mi gato?
  7. Calcular el alimento con la etiqueta
  8. ¿Cuántas veces debería comer un gatito al día?
  9. Mi gato no se termina la comida y creo que prefiere "picar" el alimento
  10. Conclusiones

Cada cuánto darle de comer a un gato al día es una de las preguntas que tenés que hacerte si convives con un gato. 

Y no solo eso, ¿cuáles son los mejores momentos para darles de comer? ¿cuánta comida debo darle? ¿Puedo dejarle comida a disposición si salgo a la mañana y vuelvo a casa por la noche?

A veces, nuestros gatos nos piden comer muchas veces al día; sin embargo, esto no quiere decir que debamos alimentarlos cada vez que nos lo solicitan.

En este artículo aprenderás cuantas veces al día debe comer tu gato y cómo hacer para que no pase hambre en el camino.

El apetito de los gatos

Hace cientos de años, antes de convivir con los humanos, los gatos eran 100% carnívoros oportunistas que comían lo que querían, cuando querían. 

Por este motivo, muchos expertos creen que los gatos deberían alimentarse con dos o tres pequeñas comidas al día. 

Y aunque la alimentación libre tiene ventajas en cuando a comodidad para nosotros, la mayoría de los gatos, sacan provecho de eso y comen demasiado

La gran parte de los gatos nunca parecen estar satisfechos, independientemente de la cantidad de alimento que se les dé, o de la frecuencia con que los alimente. 

¿Puedo dejar comida siempre a disposición de mi gato?

No es lo ideal, sobre todo si se trata de un gatito. Lo mejor es acostumbrarle a comer dos o tres veces al día. Solo así sabrás si come la cantidad adecuada. 

Lo que siempre debe tener a su disposición es agua limpia y fresca. Un horario de desayuno, almuerzo, merienda, cena y antes de acostarse, es igual una buena idea. 

¿Y si no estoy en casa cuando le toca comer a mi gato?

Tu gato necesita acostumbrarse a tu rutina y horarios. Es cierto que un gatito necesita más atención y es importante que coma tres veces al día, cada cinco o seis horas.

Pero para un gato adulto, puedes espaciar las comidas entre ocho y doce horas. Es decir si le das la mitad de la comida antes de salir de casa, y la otra mitad al llegar, estás haciendo bien. 

¿Qué tipo de comida debería comer mi gato?

Las necesidades nutricionales de un gato deben partir de una dieta que le proporcione las cantidades correctas de: hidratos de carbono, grasas, minerales, vitaminas y proteínas/aminoácidos, incluidos nutrientes esenciales como la taurina.

Esto se puede lograr con alimento comercial de calidad, completo y equilibrado, ya sea alimento húmedo oseco (tenemos un artículo sobre las ventajas del alimento seco para gatos por si quieres saber más)

También puedes ofrecerle golosinas para gatos en cantidades limitadas. El agua fresca, no tiene calorías por supuesto, y siempre tiene que estar a su disposición

Tienes que revisar la caja de arena de tu gato, porque una heces normales son una guía importante de la idoneidad de una dieta para un gato concreto. 

¿Qué sistema usar para alimentar a mi gato?

En el pasado, muchas personas daban a su gato la oportunidad de elegir, de comer libremente, ofreciéndoles en su plato de comida, tanto como hubiese cabido. 

A menudo se rellenaba el plato continuamente de comida seca, permitiendo al gato comer cuando quiera. 

 Ahora se reconoce que alimentar a los gatos con este método, puede llevarles a comer demasiado, con la consecuencia del sobrepeso u obesidad

En su lugar, se debería calcular la cantidad diaria correcta de alimento, o bien pesarla diariamente, o utilizar un recipiente de alimentación para dar la cantidad medida, siguiendo las recomendaciones que aparecen al reverso de la bolsa de alimento.

Tres variables para tener en cuenta en los cálculos:

  • Edad: Los animales en crecimiento necesitan más comida, y la cantidad exacta varía en función de lo rápido que crezca ese gato. Mientras tanto, los gatos mayores (senior, desde los 11 años) tienden a ser menos activos, con menores necesidades energéticas. 
  • Tamaño: los animales más grandes tienen mayores necesidades energéticas diarias que los más pequeños. 
  • Estado de esterilización: si tu gato ha sido castrado o esterilizado, suele tener menor necesidad energética que los gatos que no han sido castrados ni esterilizados.

Otras variables significativas que son un poco más difícil de especificar son:

  • Nivel de actividad: los gatos de exteriores pasan más tiempo moviéndose que los de interior, por lo que necesitan más energía. Además de esta amplia diferencia, cada gato, ya sea de exterior o interior, tiene niveles diferentes de actividad que pueden ser difíciles de calcular.
  • Tasa metabólica: algunos gatos tienen una tasa metabólica en reposo más rápida que otros,  lo que significa que necesitan más comida que otros para cubrir sus necesidades energéticas básicas diarias. Esto es algo que no se puede calcular fácilmente.

Calcular el alimento con la etiqueta

La mayoría de los alimentos comerciales para mascotas incluyen una guía de cantidades en la etiqueta del envase, que incluye también distintos pesos del gato en la columna de la izquierda y la cantidad de alimento recomendada en la columna de la derecha. 

Por ejemplo, 4 kg (peso) y 65 g, de alimento seco; 4 kg y dos sachets de alimento húmedo; o un mix de 28 g de alimento seco y un sachet de alimento húmedo.

A algunas personas les gusta medir con volúmenes (vasos por ejemplo) en lugar de pesos absolutos, pero el problema que los alimentos secos varían en densidad, por lo que es mejor trabajar con el peso, al menos en la primera ocasión. 

A veces, puedes encontrar recomendaciones diferentes para gatos activos (de exterior) e inactivos (de interior), para gatos esterilizados/castrados, para gatos obesos o con sobrepeso.  

Las cantidades de alimento recomendadas en la etiqueta representan una estimación razonable que nos resulta útil, ya que no siempre podemos calcular las cantidades de alimento adecuadas utilizando otros métodos. 

¿Cuántas veces debería comer un gatito al día?

Los gatos en crecimiento necesitan comparativamente más alimento que los gatos adultos, porque necesitan nutrientes para que su cuerpo crezca. Esto puede ser difícil de calcular con precisión.

Siguiendo las indicaciones generales del envase de alimento, se puede afirmar con bastante seguridad que los gatitos pueden comer tanto como pidan, en cada comida, dentro de los límites razonables. 

  • Si tu gatito sigue olfateando su plato en búsqueda de más comida después de haber terminado, debes ofrecerle un poco más.
  • Si a tu gatito se le ha hecho habitual no terminarse la comida que le ofreces en su plato, debes ofrecerle menos la próxima vez. 

Mi gato no se termina la comida y creo que prefiere "picar" el alimento

La mayoría de los gatos pueden regular bastante bien su ingesta de comida. En el caso de los animales que "pican", basta con medir la ración de comida de todo el día por la mañana,  y si tienes tiempo, o hay alguien más en tu casa, ofrecerle el plato varias veces durante el día.

Lo importante, repetimos, es utilizar una ración medida, ya sea con un vaso medidor, como vimos anteriormente, o una báscula de cocina para todo el día.

Conclusiones

La cantidad exacta de comida suministrada cada día es una variable importante para garantizar la salud felina a largo plazo.

Es importante registrar la cantidad de comida diaria y controlar el estado corporal de tu gato cada mes. De esta manera puedes seguir el aumento o pérdida de peso. 

Los gatos eran antiguamente completamente carnívoros, que comían todo lo que tenían a su alcance, cuando querían.

Hoy sabemos que ese comportamiento lleva a la obesidad inevitablemente. Y aunque muchos expertos recomiendan dos o tres comidas pequeñas al día, lo más recomendable es seguir las etiquetas de los alimentos comerciales.

En la etiqueta de su envase de comida, generalmente aconsejan una medida estimada, de acuerdo al peso de tu gato. También hay que tener en cuenta otras variables, como la edad, tamaño y actividad diaria de tu gato. 

Tu gato tiene que adaptarse a tus horarios y rutina, no al revés. Esto es una forma de educación alimentaria. Fijar horarios regulares es una forma de relacionarte con tu gato, su nutrición y  es importante para establecer vínculos afectivos.

Pero para esto, vos también tienes que cumplir con los horarios en los que vas a elegir alimentarlo. 

¿Vos cuántas veces le das de comer a tu gato? ¿Usas algún sistema? Cuéntanos.