Tabla de contenidos

  1. Qué son las alergias en perros
  2. Signos de que tu perro puede tener alergia
  3. Causas de las alergias en perros
  4. Tipos de alergia
  5. Cómo tratar alergias en perros
  6. Conclusión

Escuchar a nuestro peludito rascarse continuamente, lamerse o morderse zonas de su piel de manera consistente o golpear el suelo por la intensidad con la que se rasca es algo preocupante.

Esto puede significar que nuestro peludito sea víctima de alergias, un problema común en los perros.

Identificar los tipos de alergias en perros es complicado ya que para hacerlo de manera exacta debemos monitorear su comportamiento de forma cercana y muchas veces esto es muy díficil.

En este artículo hablaremos acerca de las alergias en perros: los tipos de alergia, sus síntomas y qué herramientas tenemos para tratarlas.

Empezaremos identificando el problema para entender por qué se da y cómo solucionarlo.

Vamos a ello:

Qué son las alergias en perros

Las alergias en perros, al igual que en seres humanos, constituyen una reacción exagerada de sensibilidad del sistema inmune a ciertas sustancias que en condiciones normales deberían ser toleradas.

En otras palabras, nuestro sistema inmune identifica sustancias que en general son benignas como elementos foráneos que deben ser atacados.

No todas las alergias se dan desde el nacimiento ni tienen una causa en particular.

Muchas veces son reacciones inesperadas del sistema inmune ante elementos externos que no son patógenos ni representan un riesgo a la salud de nuestros peluditos.

Para dar un ejemplo cotidiano, puede que tu perro desarrolle una alergia al polen o al polvo o incluso a un tipo de condimento. 

Estos elementos no patógenos, no representan un problema real para la salud de tu mascota pero si que pueden ser identificados como tal por su sistema inmune.

Signos de que tu perro puede tener alergia

Las alergias en perros se expresan de diferentes maneras.

Podemos numerar los siguientes signos:

  • Picazón constante: se muerde y lame zonas específicas de la piel.
  • Pérdida de pelo en puntos específicos: podés identificarlo a través de la pérdida de pelo zonificada en parches.
  • Sacude su cabeza de manera contínua: puede estar sufriendo de alergia en los oídos, situación que le causa comezón y lo empuja a sacudirse la cabeza para tratar de liberarse del malestar causado.
  • Frota su piel sobre superficies: si notás que tu compañero de cuatro patas está constantemente frotándose la piel contra superficies rugosas o que le provoquen un alivio a su picazón, es probable que esté sufriendo una alergia.
  • Ojos llorosos: la presencia de lágrimas indica una probable irritación en los ojos de tu peludito causada por algún tipo de alergia.
  • Olor penetrante: si detectás un fuerte e invasivo olor proveniente de su piel, es probable que tu perro esté sufriendo de alergias.

Causas de las alergias en perros

Las alergias en perros pueden darse desde el nacimiento o pueden desarrollarse con el tiempo ante el contacto esporádico o no de nuestro peludito con ciertos elementos de su entorno.

En otras palabras, no existen causas directas que puedan ser trazadas como posibles desarrolladoras de alergias si no tomamos en cuenta la sensibilidad previa que exhiban nuestros peluditos.

Es cierto que las alergias que se desarrollan con el tiempo pueden ser impredecibles pero por lo general tienen una causa genética dormante que se expresa a través del tiempo y se activa ante la exposición a agentes alérgenos como el polvo, el polen o parásitos/insectos.

Tipos de alergia

Existen diferentes tipos de alergias que ocasionan la expresión de los síntomas antes mencionados en perros.

Te comentamos los principales tipos de alergia en perros a continuación:

Alergia por picada de pulgas u otros insectos 

Esta alergia es la más común y la sufre la mayoría de los perros.

Es una respuesta del sistema inmune a la saliva de la pulga apenas entra en contacto con la piel del perro.

Basta con que una sola pulga pique a tu peludito para provocarle una reacción alérgica. Esta desencadena una reacción inflamatoria y picor en la piel.

Esta picazón puede ocasionar que tu peludito se rasque en exceso y se provoque heridas que introduzcan una infección secundaria.

Si tu perro se rasca en exceso, su veterinario debería determinar si tiene alergias o no en función de si presenta picada de pulgas.

Es importante considerar que los síntomas expuestos se pueden exponer no solo ante la picada de pulgas sino también con la de otros insectos.

Revisar picor de cara, vientre, orejas y axilas para corroborar la presencia de este tipo de alergias.

Dermatitis atópica o ambiental

Esta afección presenta los mismos síntomas de la picada de pulga solo que tiene una causa distinta y no es tan común entre los perros.

Suele ser causada por polvo, polen, la presencia de plantas pero suele ser estacional: aparece en ciertas épocas del año.

Se suelen notar estornudos e irritación en la zona del ocio y ojos llorosos.

Podemos evitar estas alergias tomando en cuenta los lugares por los que sacamos a pasear a nuestros perros evitando exponerlos a espacios verdes con flores y árboles.

Alergias alimentarias

Las alergias alimentarias representan alrededor del 10% de las alergias.

Suele suceder que las personas asocien una alergia alimentaria a algo que en realidad puede ser considerado una intolerancia.

A diferencia de las alergias, podemos considerar la intolerancia a la lactosa que se traduce en una variedad de malestares estomacales: gases, diarrea y dolor abdominal debido a que no tiene la enzima para digerir la lactosa.

Las alergias alimentarias presentan reacciones cutáneas: hinchazón y picazón.

Perros con pieles delicadas

No debemos confundir las alergias, que son algo común, con la predisposición a los problemas dermatológicos.

Debido a los pliegues que presentan en la piel, existen razas como el sharpei, el bulldog y el pug que son tendientes a irritaciones y a la acumulación de bacterias, hongos y distintos tipos de afecciones cutáneas como la dermatitis.

En estos perros, las reacciones patológicas se pueden dar porque debido a sus pliegues pueden almacenar más humedad por lo que son más propensos a los hongos y a ciertas alergias que se pueden dar por la baja de defensas.

Este tipo de perros suele padecer de estas dolencias de manera continua ya que el mero hecho de tener un alto nivel de humedad ambiental puede causar estos problemas.

Cómo tratar alergias en perros

Existen diversas formas de evitar que las alergias se conviertan en un problema grave como que tu perro se rasque hasta causarse heridas o infecciones.

Lo primero que tenemos que hacer es lograr que el veterinario diagnostique a nuestra mascota para determinar qué tipo de alergia sufre.

Por ejemplo, si el veterinario diagnostica una alergia a la saliva de la pulga deberíamos tratarlo con antiparasitarios para perros como método de prevención. Existen distintos tipos de antiparasitarios que ayudan a combatir la alergia por la picada de una pulga.

Baños regulares usando un shampoo medicado ayudarán a que este problema no se complique.

En cuanto a las alergias alimentarias, son un problema que debería ser diagnosticado y tratado por un veterinario probando una dieta de exclusión para conocer cuáles son los componentes de su dieta que le causan las alergias.

Las alergias estacionales o ambientales son difíciles de evitar por completo. Pero pueden ser controladas si no exponés a tu perro a los patógenos que lo afectan en estas temporadas específicas.

Las alergias pueden ser minimizadas por medio de la nutrición. Si tu perro es propenso a tener estas alergias se recomienda darles alimentos que contemplen sus necesidades como el Royal Canin Dermacomfort que viene en presentaciones para perros mini, medianos y grandes

También existe una alternativa par perros propensos a alergias de la marca Purina que es el Pro Plan Piel Sensible Raza Pequeña.

Existen tratamientos tópicos y orales que pueden disminuir la comezón para poder darle a tus perros un poco de alivio en estas situaciones.

Conclusión

Las alergias no son algo que se pueda curar o tratar con facilidad.

Tampoco es un problema grave si logramos controlarlo: la idea es que no pase a laceraciones ni infecciones cutáneas graves.

Podemos controlar las alergias en perros mediante la alimentación y evitando exponer a nuestros peluditos sensibles a patógenos que les puedan causar reacciones alérgicas.

Debemos tomar en cuenta que existen razas de perros que son más propensos a presentar estos problemas dermatológicos. Es imperativo que los monitoreemos de manera constante para poder tratarlos y atender a tiempo sus necesidades.

La humedad y otros factores climáticos deben ser considerados con atención. Además, es importante que el diagnostico de las alergias venga de un veterinario para poder tratar las causas y los síntomas de forma rápida y eficiente.

Comentarios

Este artículo aún no tiene comentarios, se el primero en dejar uno :)

Dejar un comentario

Recordá ser cordial y aportar a la conversación. Los comentarios que no aporten al debate no serán publicados