Tabla de contenidos

  1. Considera el clima frío de Santa Cruz 
  2. Considerar la temperatura corporal de tu perro
  3. Evitar bañarlos
  4. Camas y colchones de invierno
  5. Los paseos durante la época fría
  6. Ropa y abrigo durante el invierno
  7. Casitas para el invierno
  8. Conclusiones

Llegada la época fría todos sufrimos la baja de temperaturas.

A pesar de los mitos, los perros también pueden sentir y sufrir el frío. Es obligación nuestra asegurarnos de cuidarlos y tenerlos a resguardo siempre que baje la temperatura.

Te explicamos cómo cuidar a un perro en el invierno para que tus peluditos nunca más pasen frío durante esta época del año en este artículo.

Si se te ocurre alguna forma de proteger a tu perro durante el invierno que se nos haya escapado comentá para hacérnosla saber.

Considera el clima frío de Santa Cruz 

Si estás leyendo esto desde Santa Cruz de la Sierra, sabrás a que me refiero cuando digo "el frío de Santa Cruz".

Si lees desde otro lado te comento: no tenemos demasiados días fríos al año pero cuando hace frío, este es un frío intenso debido a que suele ser húmedo y penetrante.

No es raro sentir el frío en huesos y articulaciones durante el invierno.

Además, durante la mayor parte del año el clima es cálido en Santa Cruz, por lo que nuestros "termómetros" están calibrados para este tipo de temperaturas, cosa que hace que suframos aún más el frío llegado el invierno.

Por este motivo es importante que le prestes atención a las necesidades de tu peludito en esta época del año.

Considerar la temperatura corporal de tu perro

No todos los peluditos mantienen la temperatura de la misma forma.

Existen algunos factores que influyen en la resiliencia que los perros pueden tener ante el frío.

El tipo de manto es uno de estos factores: la cantidad de pelo que separa a las terminaciones nerviosas de la piel con el medio ambiente es muy importante.

Si tu perro tiene el manto corto o medio va a sentir el frío con mayor intensidad.

Beagle, Bull terrier, Pug, Bulldog francés son algunas de las razas de manto corto/medio que son más propensas a sufrir las bajas de temperatura.

Los perros de mantos dobles (Pastor alemán, Golden retriever, San Bernardo, Husky) tienen dos capas de pelo: una externa de pelos duros y una interna de subpelo. Esta capa interna es la que los protege mejor del frío lo que hace que puedan mantener su temperatura corporal cuando hay bajas temperaturas.

Entonces, si tenés un perro con mayor propensión a sufrir del frío deberías proporcionarle un abrigo adicional para ayudarlo a enfrentar las bajas temperaturas.

Por otro lado, si tu perro es de manto doble o largo, es probable que no necesite abrigo extra para enfrentar el invierno pero deberías monitorearlo para saber si necesita o no abrigo extra.

Evitar bañarlos

Como te contamos en nuestro artículo "cada cuanto bañar a mi perro", siempre hay que tener precaución a la hora de bañar a un perro, incluso en verano.

Lógicamente, en invierno deberíamos tener mayor consideración a la hora de decidir bañar a nuestros perros.

Solamente deberíamos hacerlo en casos extremos o de suma urgencia.

Si llegases a bañar a tu perro durante el invierno deberías considerar los siguientes aspectos:

  • El agua debe estar temperada.
  • Debes bañarlo en un lugar cerrado.
  • Debes secarlo en este lugar, de preferencia con una secadora para evitar cualquier rastro de humedad en la piel de tu perro.
  • Abrigarlo luego de secarlo bien y ponerlo a resguardo para que no sufra un cambio brusco de temperatura.

Además del baño húmedo con shampoo existe otra opción para bañar a tu perro durante el invierno: el baño seco.

Con este tipo de baños se utilizan productos como Canish Espuma para Baño en Seco que nos evitan tener que mojar a nuestros perros para limpiarlos.

Solamente necesitas aplicar el producto sobre su pelaje y cepillarlo o usar un paño para retirar la espuma junto con la suciedad y dejar a tu perro limpio.

Camas y colchones de invierno

Si tu perro no duerme en cama con vos, contar con una cama o colchón para tu perro es indispensable para pasar el invierno.

Si tu perro duerme en el piso y no tiene nada que lo separe de este, existe un riesgo de que se resfríe ya que su temperatura va a bajar ya que el piso siempre está frío.

En esta época del año no basta solamente que tu perro duerma sobre una colchoneta liviana de verano, tiene que dormir sobre una colchoneta o cama robusta y abrigada.

Considera limpiar la cama o colchón de tu perro con asiduidad para evitar que se acumule suciedad ya que bañarlo seguido está descartado en esta época del año.

Los paseos durante la época fría

En primera instancia debemos considerar las horas en las cuales paseamos a nuestros perros.

Idealmente tratá de sacarlos a pasear a la hora en la que las temperaturas sean más altas: al mediodía o a primera hora de la tarde.

De esta forma tus perros no sufrirán tanto el cambio de temperatura: no habrá tanta diferencia entre la temperatura de la casa con la del exterior.

Si no te es posible sacarlo a estas horas, ya sea por tu trabajo o cualquier otra razón, debes abrigarlos con ropa para perros.

Podés ponerla una chaqueta abrigada o, en caso de que tu perro tenga el manto corto, podés usar zapatos para perro (calzado pequeño diseñado especialmente para ellos).

Ahora, si el día en el que quieres sacar a pasear a tu perro es un día de mucho frío, lo mejor es no sacarlos a pasear. Tus perros sufrirán pero te lo agradecerán más adelante.

Ropa y abrigo durante el invierno

Durante el invierno las prendas para perro van más allá de la estética ya que no solo deben hacer ver bien a nuestros peluditos sino que también cumplen una función: abrigarlos para evitarles que sufran el frío.

Existen diferentes tipos de prendas para abrigar a nuestros perros durante el invierno pero siempre deberías considerar los siguientes puntos

  • Considera la talla de tu perro: la prenda no le debe quedar apretada. Debe tener espacio alrededor del cuello y las patas para poder correr y moverse libremente.
  • La tela es importante: la prenda debe ser de una tela de abrigo, en especial para perros pequeños y de manto corto.
  • Debe proteger el pecho y el estómago: no elijas prendas que se vean bonitas pero que no protejan las zonas más vulnerables al frío de tu peludito.
  • Tu perro debe estar cómodo: de acuerdo a su forma y tamaño tu perro debe estar cómodo con la ropa que le proporcionas. Recuerda que no estamos participando de un concurso de belleza sino que, por el contrario, tenemos que tener siempre a nuestro adulado en mente.
  • No a las mangas largas posteriores: la prenda que elijas para tu perro no debería tener mangas largas para las patas de atrás ya que eso le impediría a tu perro moverse con facilidad. Bastará simplemente con que la prenda tenga mangas largas delanteras para cubrir el pecho y el estómago.

Casitas para el invierno

Si es inevitable que tu perro duerma afuera durante el invierno deberías proveerle el cobijo adecuado para que no sufra a la hora de dormir durante la noche.

Esto implica que tenga una casa para perros:

  • Adentro de la casa tiene que tener una colchoneta de invierno que lo proteja del frío
  • La casita debería estar bajo techo para evitar que la lluvia o el viento afecten su sueño
  • La entrada de la casa no debe estar frente a la corriente de viento sino que debería estar en el sentido contrario para evitar que las ráfagas de viento le lleguen a tu perro

Si no te es posible conseguirle una casa a tu perro deberías considerar que, en caso de dormir afuera debería dormir abrigado y en la medida de lo posible deberías aislarlo de las corrientes de viento.

Conclusiones

El frío no solamente nos afecta a nosotros los humanos sino que también les afecta a nuestros compañeros de cuatro patas.

Por esta razón es imperativo proporcionarles abrigo, cobijo y resguardo durante esta época del año.

Recordá siempre elegir una prenda para abrigarlo que le quede bien y no le limite la movilidad.

La hora del sueño es muy importante ya que no solo las temperaturas ambientales bajan sino que también baja la temperatura corporal de los peluditos.

Por estos motivos es importante que tenga una cama y una casita abrigada para enfrentar el invierno.

Recuerda bañarlo solamente si es imperativo y en caso de serlo podés bañarlo con shampoo seco.

Esperamos que estos consejos te ayuden a pasar el invierno con tu ser querido de cuatro patas y que los resfríos no toquen a su puerta este año.

Comentarios

Este artículo aún no tiene comentarios, se el primero en dejar uno :)

Dejar un comentario

Recordá ser cordial y aportar a la conversación. Los comentarios que no aporten al debate no serán publicados