Semana de michis!😻 Usá el cupón MICHI10 y obtené un 10% en tus compras para gatos hasta el 25 de febrero

Enfermedad de la garrapata en perros

Te contamos cuáles son los síntomas de la enfermedad de la garrapata en perros, formas de prevenirla y tratamientos. Aprende acerca de su detección temprana y algunos consejos para proteger a tu peludito de las garrapatas

    Tabla de contenidos

  1. ¿Qué es la enfermedad de Lyme?
  2. ¿Puede la enfermedad de Lyme afectar también a las personas?
  3. Síntomas de la enfermedad de Lyme en perros
    1. Síntomas más comunes
    2. Otros síntomas menos comunes
  4. Daños renales causados por la enfermedad de Lyme
  5. Artritis causada por la enfermedad de Lyme
  6. ¿Cómo puedo prevenir que mi perro tenga la enfermedad de Lyme?
  7. Tratamiento de la enfermedad de Lyme en perros

Por pequeñas que sean en tamaño, las garrapatas pueden transmitir diversas enfermedades capaces de afectar la salud de nuestros peludos.

Una de ellas, y quizás la más importante, es la enfermedad de Lyme también conocida como "enfermedad de la garrapata".

En este artículo te contamos acerca de dicha enfermedad, cuáles son sus síntomas además de formas de tratarla y prevenirla.

¿Qué es la enfermedad de Lyme?

La enfermedad de Lyme en perros es una de las enfermedades transmitidas por garrapata más comunes del mundo, pero sólo causa síntomas en el 5-10% de los perros afectados. Por lo tanto, algunos perros pueden padecerla, pero nunca mostrar síntomas.

La enfermedad de Lyme está causada por la espiroqueta (tipo de bacteria), Borrelia burgdorferi. Se transmite a los perros por la picadura de una garrapata infectada. 

Una vez en el torrente sanguíneo, el organismo de la enfermedad de Lyme es transportado a muchas partes del cuerpo y es probable que se localice en articulaciones o riñones

La infección suele producirse luego de que la garrapata portadora de Borrielia lleve adherida al perro entre 24 y 48 horas.

El tipo más común de garrapata portadora de la enfermedad de Lyme es la garrapata del ciervo, también llamada garrapata de patas negras, pero mayormente se encuentran en Estados Unidos y Canadá. 

¿Puede la enfermedad de Lyme afectar también a las personas?

Sí, pero las personas no la contraen directamente de los perros: la contraen al ser picadas por las mismas garrapatas que la transmiten a los perros.

Si a tu perro le diagnosticaron la enfermedad de Lyme, es probable que vos y cualquier otro animal doméstico hayan estado en el mismo ambiente exterior y también corran riesgo. 

Por lo tanto, prevenir la exposición a las garrapatas es importante para vos y tu perro y acudir a un veterinario si alguna de tus mascotas tiene el diagnóstico, para hacer pruebas a otros miembros de tu familia. 

Síntomas de la enfermedad de Lyme en perros

A continuación algunos síntomas y complicaciones comunes y menos comunes de la enfermedad de Lyme en perros.

Síntomas más comunes

Cuando la infección da lugar a la enfermedad de Lyme en perros, los síntomas dominantes son:

  • Cojera recurrente debido a la inflamación de las articulaciones
  • Fiebre
  • Sensación general de malestar

Muchos perros que desarrollan la enfermedad de Lyme sufren cojeras periódicas debido a la inflamación de sus articulaciones. A veces la cojera dura de a tres a cuatro días, pero reaparece días o semanas después, en la misma pata o en otras.

Este problema se conoce como "cojera de pierna móvil", donde una o más articulaciones pueden estar hinchadas, calientes y dolorosas.

Otros síntomas menos comunes

En algunos casos, la enfermedad de Lyme también puede causar:

  • Depresión
  • Agrandamientos de los ganglios linfáticos
  • Falta de apetito
  • Camina rígido y con la espalda arqueada
  • Sensibilidad al taco
  • Dificultad para respirar

La mayoría de los perros infectados por el organismo de la enfermedad de Lyme, tardan entre dos y cinco meses en mostrar síntomas. Para entonces, la enfermedad puede estar extendida en todo el cuerpo.

Daños renales causados por la enfermedad de Lyme

Las complicaciones más graves son las que suceden en los riñones, y aunque son poco frecuente incluyen:

  • Dolor en el área renal
  • En raras ocasiones, enfermedades del corazón o del sistema nervioso

En algunos casos, la enfermedad de Lyme provoca glomerulonefritis, es decir, inflamación y disfunción de los glomérulos del riñón (un filtro de sangre).

A largo plazo, la insuficiencia renal puede aparecer cuando el perro empieza a mostrar signos como vómito, diarrea, falta de apetito, pérdida de peso, aumento de la micción y de la sed, también acumulación anormal de líquido que puede aparecer como extremidades hinchadas. 

Artritis causada por la enfermedad de Lyme

Hay muchas causas para la artritis, pero es necesario centrarse en diferenciar la artritis iniciada por la enfermedad de Lyme de otros trastornos artríticos inflamatorios, como traumatismos y enfermedades degenerativas de las articulaciones.

También se consideran las enfermedades inmunomedianas como posible causa de los síntomas. Las radiografías de las articulaciones dolorosas permitirán al veterinario examinar los huesos en busca de anomalías. 

¿Cómo puedo prevenir que mi perro tenga la enfermedad de Lyme?

Hay muchas formas de prevenir que nuestro perro se infecte de garrapatas y también de eliminarlas

Revisa a diario el pelaje y la piel de tu perro para asegurarte que no haya ninguna garrapata escondida, especial atención a las orejas y dentro de las orejas, debajo de la cola, garras. La higiene y limpieza es fundamental para mantener a tu perro libre de parásitos externos como la garrapata. 

También es clave limitar la exposición de tu perro de ambientes potencialmente infestados de parásitos, como la garrapata. Parques con mucha maleza, monte donde hayan animales de campo, o bañarlo cuando haya estado jugando con perros de la calle.

Las garrapatas se encuentran en zonas de hierba, arboladas y arenosas. Llegan a un animal trepando a la copa de una hoja, donde esperan que sus sensores detecten un hospedante, sobre el que arrastrarse o dejarse caer.

Mantén a tu perro alejado de la maleza y procura que vaya por un sendero, si atraviesan zonas boscosas o de hierba alta. 

 Los productos antiparasitarios también son importantes para matar estas garrapatas. Un producto como la tableta masticable Nexgard, que puede mantener a tu perro libre de garrapatas, pulgas y piojos hasta por 30 días.  

Poda tu pasto y mantén la hierba lo más corta posible y hacelo regularmente: las altas temperaturas y los matorrales y hierbas son el ambiente ideal para la proliferación de garrapatas.

Si vives en una zona donde abundan las garrapatas, existen vacunas contra la enfermedad de Lyme. Lo ideal es que consultes con el veterinario de cabecera de tu perro si el mismo reúne las condiciones para recibir esta vacuna.

Tratamiento de la enfermedad de Lyme en perros

Si el diagnóstico es la enfermedad de Lyme, tu perro será tratado de forma ambulatoria, a menos que su estado sea inestable (por ejemplo, enfermedad renal grave). La doxiciclina es el antibiótico más común que se prescribe contra la enfermedad de Lyme.

El tratamiento suele durar al menos cuatro semanas, aunque en algunos casos, pueden necesitarse ciclos más largos. Un veterinario también puede recetar a tu peludo un antiinflamatorio, si es que se siente especialmente incómodo.

Lamentablemente, el tratamiento antibiótico no siempre elimina por completo la infección por la bacteria Borrelia burgdorferi. Los síntomas pueden resolverse pero reaparecer más adelante.

Pero la administración adecuada de antibióticos a tu perro, reduce la probabilidad de consecuencias crónicas.

La mejoría de la inflamación repentina de las articulaciones causada por la enfermedad de Lyme debería observarse después de tres a cinco días de tratamiento antibiótico.