¿Es bueno darle carne cruda a un gato?

Si te estás preguntando si tu carnívoro con bigotes puede comer carne cruda, en este artículo te contamos si es bueno que le des carne cruda como parte de su dieta y qué tener en cuenta si le das este alimento.

    Tabla de contenidos

  1. ¿Deberían los gatos comer carne cruda?
  2. ¿Por qué tenerlo en cuenta? 
  3. ¿Cómo hago segura la dieta con carne cruda para mi gato?
  4. Dietas equilibradas con carne cruda
  5. Alternativas a la carne cruda
  6. Conclusiones

Los gatos son animales carnívoros, no hay muchas vueltas que dar al respecto, incluso domesticados, preservan su instinto asesino, cazando ratones, insectos y ocasionalmente pajaritos. 

Son depredadores naturales que se las arreglan para obtener su nutrición de las presas que son capaces de cazar.

Puede que tu gato base su dieta en croquetas para gato y que hayas escuchado acerca de alternativas como las dietas naturales o las dietas crudas como la BARF.

Si te preguntas si tu gato puede comer carne cruda y si es bueno que lo haga, en este artículo te contaremos las ventajas y desventajas de darles este alimento y qué considerar para incorporarlo en la dieta de tu michi.

¿Deberían los gatos comer carne cruda?

Debido a la disposición biológica de los felinos, se podría pensar que alimentarlos con carne recién deshuesada es la dieta definida, pero ¿pueden los gatos comer carne cruda o esto supone alguna amenaza para su salud? 

Exploremos los riesgos potenciales de dar a tu mascota ingredientes crudos.

Algunas personas dueñas de mascotas creen que la única forma de satisfacer la naturaleza carnívora de los felinos es alimentarlos con la dieta de huesos y alimentos crudos (BARF). 

Aunque es cierto que los gatos obtienen todos los nutrientes esenciales de las presas recién cazadas en la naturaleza, pero dar carne no pasada por fuego o sin procesar a tu mascota, puede ser bastante peligroso. 

La trifecta de bacterias nocivos que se encuentran en los alimentos no procesados incluyen: 

  • Salmonella
  • Listeria
  • E.coli

¿Por qué tenerlo en cuenta? 

Los felinos son carnívoros obligados. En resumen, quiere decir que los gatos deben comer productos animales para sobrevivir. 

En realidad, los gatos no necesitan verduras ni carbohidratos en su dieta. De hecho, sólo toleran los carbohidratos en pocas cantidades.

En cambio, los gatos prosperan con dietas ricas en proteínas e hidratación, ricas en sustancias que solo se encuentran en la carne. Esto incluye aminoácidos, como la taurina, ácidos grasos y otras vitaminas y minerales. 

Los partidarios de dietas con alimentos crudos creen que cocinar la carne puede alterar o disminuir esos elementos vitales. Abogan por una dieta biológicamente apropiada que imite lo que un gato comería en la naturaleza.

En general, los pequeños gatos salvajes cazan y comen roedores y otros pequeños mamíferos, aves, peces, insectos e inclusos algunos reptiles. 

Existe mucha controversia en torno a las dietas de alimentos crudos para animales de compañía. 

Los defensores de la “dieta cruda”, hablan mucho de los beneficios para la salud: el pelaje más brillante, los dientes se mantienen más limpios, se previene la obesidad y la salud en general es mejor. 

Aunque estas afirmaciones tienden a ser ciertas, la oposición tiene preocupaciones válidas sobre la seguridad de las dietas de alimentos crudos. 

Entonces, ¿puedo alimentar a mi gato con carne cruda? En pocas palabras, si no se tiene un buen conocimiento y manipulación de los alimentos crudos, es mejor que no; o, si estás listo para informarte y hacerlo responsablemente, no esta mal intentarlo.

¿Cómo hago segura la dieta con carne cruda para mi gato?

Para dar carne cruda a nuestro gato debemos estar bastante informados acerca de lo que le vamos a dar, sobre todo las cantidades. Exigir a tu gato que implemente una dieta con carne cruda de un día para el otro, no es recomendable para nada. 

  • La potencial presencia de bacterias y parásitos en la carne cruda: será necesario si vas a seguir un plan de darle carne cruda a tu gato, saber el origen de la carne y manipularlas eficientemente para que se encuentren en óptimo estado. 
  • Su aplicación depende de cada gato: factores como la edad, el tamaño, el peso y condiciones preexistentes, como enfermedades, serán condicionantes a la hora de darles carne cruda. 

Si decides darle carne cruda a tu gato debe ser una dieta aprobada por un nutricionista veterinario para que sea equilibrada y completa. Los gatos que siguen una dieta desequilibrada corren el riesgo de padecer distintos problemas de salud. 

Los gatos tienden a digerir mejor los alimentos crudos que los humanos porque tienen tractos digestivos más cortos y ácidos. Muchos patógenos pueden pasar a través de los gatos sin ningún problema. 

La mayoría de los gatos, pueden tolerar los alimentos crudos, menos los que tienen problemas de salud, como enfermedades inmunomediadas.

Otro riesgo de manipular y alimentar con carne cruda a nuestro gato es la contaminación cruzada. Alimentar a tu gato con alimentos crudos puede exponerte a vos y a los tuyos a patógenos peligrosos

Los patógenos pueden permanecer en la superficie donde se preparó la comida, en los platos de comida, en la materia fecal del gato e incluso en tu gato (especialmente alrededor de la cara). 

Aunque es imposible eliminar todos los riesgos, hay algunas formas de intentar estar más seguro cuando alimentes a tu gato con carne cruda, si es que decides hacerlo:

  • Mantené la zona segura; prepará la comida en una zona cerrada de tu casa, limpia a fondo y desinfecta a fondo cuando termines
  • Trata de usar guantes para manipular la carne
  • Usa carne de una fuente confiable
  • Alimenta a tu gato en una zona fácil de limpiar (sin alfombras ni objetos con tapiz cerca)
  • Desinfecta los platos de comida después de dar de comer a tu gato

Los huesos son otro problema de seguridad en una dieta con carne cruda. Algunos huesos pequeños o trozos de hueso pueden causar complicaciones como obstrucciones gastrointestinales, lesiones orales y obstrucciones de las vías respiratorias. 

Si se incluyen huesos con la dieta de carne cruda para tu gato, debes asegurarte que no sean nocivos para tu michi. 

Dietas equilibradas con carne cruda

Uno de los errores más frecuentes que cometen al darle carne cruda es que no se aseguran que la dieta sea completa y balanceada. 

Algunas personas se limitan a darle a sus gatos solamente carne y huesos o con una amplia variedad de carnes sin prestar realmente atención al contenido calórico, graso, proteínico y nutritivo.

Quizás piensas que darle carne cruda es nutritivo porque los gatos salvajes y callejeros pueden subsistir con ella, pero es importante recordar que estos tipos de gatos tienen una esperanza de vida más corta que los gatos domésticos. Parte de ello se debe a la dieta. 

Si estas decidido a probar con darle carne cruda a tu gato y tu veterinario no sabe mucho al respecto, busca un nutricionista veterinario con experiencia en dietas crudas. 

Alternativas a la carne cruda

Si deseas eliminar los riesgos asociados a la carne cruda, pero seguir alimentando a tu gato con una dieta óptima, pensá en la comida casera para los gatos.

O bien, elegí una comida húmeda para gatos rica en proteínas y elaborada con alimentos de alta calidad. Muchos veterinarios y expertos coinciden en que las croquetas secas contienen demasiados carbohidratos para ser considerados óptimas para los gatos

Afortunadamente, muchos alimentos húmedos se preparan con pocos carbohidratos o incluso ninguno. Reducir o eliminar los carbohidratos de la dieta de tu gato puede aumentar su longevidad. 

Conclusiones

Aunque los gatos son carnívoros por naturaleza, la carne cruda puede parecer un alimento apropiado para muchos porque obtienen los elementos vitales que necesitan y que algunos se pierden con la cocción.

Esto puede ser cierto, pero para pensar en darle carne cruda a tu gato, tienes que hacerlo de manera segura e informarte, tanto acerca del origen de la carne, como de los nutrientes necesarios para una completa y equilibrada alimentación. 

Si decides darle carne cruda a tu gato, deberá ser con responsabilidad, además de manipular adecuadamente la sangre, porque además de afectar a tu gato, una mala manipulación de la carne cruda, puede contaminar también a los miembros de la casa.

Hay otras alternativas para darle alimento, a las croquetas secas, como el alimento casero y el alimento húmedo que contiene muy poco o nada de carbohidratos, que es algo que no contempla la dieta de los gatos.