Semana de michis!😻 Usá el cupón MICHI10 y obtené un 10% en tus compras para gatos hasta el 25 de febrero

Plantas tóxicas para gatos

Aunque a los gatos les guste comer plantas, no todas son buenas para su organismo. Te contamos qué plantas pueden ser tóxicas para tu gato y qué cosas tener en cuenta para evitar que las muerda

    Tabla de contenidos

  1. Síntomas de ingestión de plantas tóxicas
  2. Por qué algunas plantas pueden ser tóxicas para tu gato
  3. Qué plantas son tóxicas para los gatos
    1. Costilla de Adán
    2. Aloe Vera o Sábila
    3. Lengua de suegra o sanseviera
    4. Ficus
    5. Potus
    6. Lirio
    7. Hortensia
    8. Laurel
    9. Palmera Sagú
    10. Narcisos
    11. Siempreviva
    12. Planta de Jade
    13. Jacinto
    14. Tejo
    15. Cannabis o marihuana
    16. Tulipanes
  4. Primeros auxilios en caso de ingestión de una planta tóxica
  5. ¿Qué pasa si tengo alguna de estas plantas tóxicas en mi casa?
  6. Conclusiones

Tener plantas puertas adentro puede tener muchos beneficios para las personas: embellecen tu hogar, purifican el aire y nos ayudan a respirar mejor.

Pero algunas de estas plantas pueden ser peligrosas y hasta fatales para nuestros felinos.

En algunos casos, solo una parte de la planta es venenosa para los gatos (por ejemplo las raíces, las hojas, las semillas, los brotes, etc), pero por la seguridad de tu gato, pensa en toda la planta como dañina para tu felino.

En este artículo te contamos cuáles son las principales plantas tóxicas para los gatos y qué cosas considerar a la hora de incorporarlas a tu hogar:

Síntomas de ingestión de plantas tóxicas

La intoxicación por la ingestión de plantas tóxicas en gatos no es muy distinta a otras intoxicaciones y debes tratarla como tal.

En caso de que detectes en tu gato algunos de los síntomas que te contamos a continuación, es importante que consultes con su veterinario o lo lleves a una veterinaria con atención de urgencia para atender el asunto de forma pertinente.

Los síntomas más comunes que debes buscar son:

  • Vómitos
  • Letargo
  • Diarrea
  • Babeo
  • Naúseas
  • Debilidad
  • Pérdida de equilibrio
  • Parálisis
  • Problemas respiratorios o arritmia
  • Falta de apetito

Por qué algunas plantas pueden ser tóxicas para tu gato

Algunas plantas pueden ser beneficiosas para tu gato, como las que mastica para eliminar las bolas de pelo: pueden mejorar el transporte de los alimentos al sistema digestivo y suele ser generalmente pasto.

Sin embargo, hay plantas de interior y exteriores que pueden ser más peligrosas ya que contienen elementos que pueden ser directamente tóxicos.

La toxicidad o intolerancia que estas plantas puedan producir en los gatos van desde contener elementos indigestibles para los gatos hasta la presencia de toxinas producidas por dichas plantas.

Entendiendo esto, y sumado al hecho de que los gatos suelen masticar plantas por instinto, es importante que sepas cuáles son las plantas que pueden representar un riesgo de salud para tus gatos.

Qué plantas son tóxicas para los gatos

Hay plantas muy útiles como lindas que no podremos tener si convivimos con un gato, por sus propiedades tóxicas para los felinos y perros también.

Algunos ramos armados suelen contener algunas plantas tóxicas para nuestras mascotas por lo que debemos tener cuidado con ellos.

A continuación la lista de plantas que pueden ser tóxicas para tu gato y se suelen encontrar en latinoamérica:

Costilla de Adán

Planta de costilla de Adán en una maceta esquinera blanca sobre un piso de madera

Esta planta tropical de interior está muy de moda, y está muy presente en muchos hogares gracias a su llamativo follaje. 

Las costillas de Adán requieren poco mantenimiento, lo que las hace conveniente para inexpertos en cuidar plantas.

Desafortunadamente, la costilla de Adán contiene oxalatos cálcicos insolubles, un mecanismo de defensa de estas plantas para con los herbívoros, que puede ocasionar en los gatos trastornos digestivos graves, dificultad respiratoria y si es consumida en cantidad, convulsiones, coma y muerte.

Aloe Vera o Sábila

Maceta con una cantidad frondosa de plantas de aloe vera sobre un fondo gris claro

Una planta muy popular por sus efectos paliativos y refrescantes que además crece con facilidad, lo que las hace un elemento básico en muchos hogares.

Sin embargo, puede ser tóxica para los gatos en caso de ser ingerida.

El Aloe vera contiene saponinas, su mecanismo de defensa contra depredadores, que es tóxico para los gatos por su capacidad de destruir las membranas celulares.

En caso de ser ingerida por un gato, las saponinas pueden causar irritación en el tracto gastrointestinal ocasionándole síntomas como naúseas, vómitos, dolor abdominal, diarrea.

En algunos casos más raros, la ingesta de una cantidad elevada de saponinas puede ocasionar incluso la destrucción de los glóbulos rojos.

Lengua de suegra o sanseviera

Una planta de lengua de suegra en una maceta blanca decorada sobre un fondo gris claro.

Esta planta también conocida como snake plant, es famosa por ser una de las mejores plantas para condiciones con poca luz y para mejorar la calidad del aire del ambiente donde se encuentre, lo que la hace una planta muy común para interiores.

Aunque la sanseviera no es tóxica para los humanos, sí lo es para gatos y perros. 

Al igual que la sábila, contiene saponinas. Estas les pueden generar trastornos circulatorios que les produzcan deficiencias circulatorias, calambres y en los peores casos parálisis.

Ficus

Una mano rociando con un pulverizador amarillo las hojas de una planta de ficus, que tiene hojas verdes brillantes y está en una maceta amarilla.

El ficus es una planta que tiene más de 800 variedades distintas y que suele habitar en las veredas de las casas.

A pesar de su belleza y utilidad, el ficus no es buena planta para tus felinos ya que contiene una sustancia llamada ficina, compuesto tóxico para gatos que puede causar irritación en la piel o mucosas, además de problemas gastrointestinales.

Si tu gato come plantas de ficus puede presentar vómitos o diarrea además de salivación excesiva.

Potus

Planta de potus creciendo verticalmente en una maceta negra ubicada encima de una mesa esquinera ubicada sobre una pared gris

Está planta es conocida por su tremendo poder trepador, pudiendo llegar a medir hasta 20 m de altura.

Si un gato come algunas de sus hojas sus labios y lengua posiblemente se irriten, provocando una sensación de quemazón. También será susceptible a experimentar problemas para tragar o experimentar vómitos.

Esto ocurre debido a la presencia de cristales insolubles de oxalato de calcio que son capaces de penetrar a través de los tejidos de la boca, garganta el esófago y el estómago.

Lirio

Lirios blancos radiantes, una planta hermosa pero peligrosamente tóxica para los gatos, que pueden sufrir insuficiencia renal si ingieren cualquier parte de ella.

Los lirios son muy populares porque son símbolo de poder, pureza y lealtad, pero es una de las peores plantas en relación a su toxicidad para con los gatos.

Toda su planta es venenosa, incluso la flor y su polen y si un gato la lame o toma del agua del jarrón, puede ocasionar un daño renal severo e incluso la muerte.

Las toxinas que hacen a los lirios tan peligrosas para los gatos todavía no han sido identificados pero los síntomas iniciales (de 0 a 12 horas desde la ingesta) de la intoxicación incluyen: disminución de actividad física, babeo, vómitos y pérdida de apetito.

Entre las 12 y las 24 horas se empiezan a producir los síntomas del daño renal observándose un incremento en la orina y deshidratación.

Entre las 24 y las 72 horas se puede producir una falla renal que puede conducir a la muerte en caso de que no se haya tratado.

Un dato alarmante es que la mayoría de los dueños de gatos envenenados por esta popular planta o su flor, desconocían ese efecto en sus mascotas.

Hortensia

Hortensias azules, cuyas flores y hojas contienen glicosidos cianogénicos, compuestos que pueden ser tóxicos para los gatos si se ingieren.

Las hortensias son muy apreciadas, sobre todo por su rol ornamental. Su elegante forma circular las hace realmente famosas. Aunque no es buena idea que estén cerca de un gato.

La razón por la que las hortensias son tóxicas para los gatos se debe a que contiene glicosidos cianogénicos (compuestos tóxicos para gatos).

La ingesta tanto de las plantas de la hortensia como sus flores pueden causar que sufra en los momentos posteriores algunos problemas gastrointestinales, como vómito, diarrea y aflicción en la zona abdominal.

Adicionalmente, en caso de ingerirla, los felinos pueden sentir un malestar general y probablemente tengan alguna falta de coordinación.

Laurel

Primer plano de una planta de laurel tomada sobre un fondo soleado. Se pueden apreciar detalles de las hojas del laurel.

Con orígen en el mediterraneo, se caracteriza por tener hojas verdes oscuras. 

Contiene un compuesto llamado eugenol que en los humanos tiene propiedades analgésicas y anestésicas pero en los gatos resulta tóxico por la capacidad limitada del hígado del gato de metabolizarlo debido a la falta de ciertas enzimas hepáticas.

Por eso, el eugenol puede acumularse en su cuerpo hasta niveles tóxicos

Una ingesta excesiva de eugenol puede ocasionar:

  • Daño hepático desde leve a severo
  • Depresión del Sistema Nervioso Central
  • Irritación en las mucosas
  • Problemas digestivos y respiratorios

Palmera Sagú

Palmera de sagú, atractiva pero tóxica para los gatos, contiene cicasina y otros compuestos que pueden causar graves problemas hepáticos y gastrointestinales si se ingieren.

Este tipo de palmera aportan un toque tropical puertas adentro y mejoran la calidad del aire, además de su forma que la hace un linda planta para mirar.

Sin embargo, estas plantas tienen un serio mecanismo de defensa que puede ser peligroso para tu gato.

Si un gato mordisquea la planta puede tener desde vómitos y diarrea hasta insuficiencia hepática e incluso muerte. También puede padecer problemas neurológicos como debilidad, convulsiones y coma.

Narcisos

 Un jarrón blanco con narcisos amarillos, flores que son bellas pero contienen lycorina, una sustancia tóxica para los gatos.

Los narcisos, populares en primavera, tienen en sus flores, hojas y tallos elementos tóxicos para los gatos. 

Estos compuestos tóxicos son mortales si se ingieren en grandes cantidades. Los bulbos son la parte más tóxica.

Los compuestos tóxicos del narciso son principalmente son la licorina y algunos compuestos fenólicos que también son tóxicos para gatos.

Ingerido en pequeñas cantidades, los narcisos pueden provocar trastornos gastrointestinales, vómitos, diarrea e incluso caída en la presión arterial.

Siempreviva

Flores siemprevivas de tonos rosados, conocidas por su capacidad de retener su belleza y color por mucho tiempo después de ser cortadas.

Esta planta de la familia de las suculentas, y muy requeridas en los hogares, pueden provocar problemas intestinales a los gatos y afectar su ritmo cardiaco.

Su principio activo tóxico son los bufadienólidos que pueden ocasionar una desorganización de la actividad eléctrica cardiaca que a su vez puede causar una frecuencia cardiaca elevada desembocando en un paro cardíaco.

Planta de Jade

 Una planta de jade con hojas gruesas y carnudas, situada en una maceta blanca decorativa con piedras blancas en la superficie del suelo. Aunque estéticamente agradable, esta planta puede ser tóxica para los gatos si se ingiere.

También conocida como “planta del dinero”, es una suculenta muy fácil de cultivar. Se caracteriza por sus hojas a la vista duras de color verde oscuro y por su tallo grueso.

La razón por la que esta planta es tóxica se debe a la presencia de la presencia de terpenoides que pueden ocasionar síntomas como toxicidad, vómitas, letargo o, en casos más graves, depresión y una coordinación alterada.

Jacinto

Los jacintos son bulbos de la familia de los espárragos y son tóxicos. Estas plantas contienen alcaloides que pueden ser tóxicos para los gatos.

El principal de ellos es el oxalato de calcio. Estos pueden causar: irritación en la boca, garganta y esófago.

Los síntomas de intoxicación del jacinto pueden incluir: salivación excesiva, vómitos, diarrea (incluso sanguinolienta) e incluso dificultad para respirar o tragar.

Tejo

Rama de tejo con hojas verdes en forma de aguja y frutos rojos brillantes, llamados arilos, destacando sobre el fondo desenfocado.

La corteza, la aguja y los frutos del tejo son tóxicos para gatos, perros y humanos. 

Contiene un compuesto tóxico denominado taxina que interfiere con los procesos eléctricos del corazón. Esto puede ocasionar arritmias que deriven incluso en la muerte.

Otros síntomas de la ingesta de tejo incluyen: mareo, debilidad muscular, dolor abdominal, vértigo e irritación gastrointestinal.

Incluso pequeñas ingestas de taxina puede ser peligrosa para los gatos por lo que es conveniente que mantengas esta planta fuera del alcance de tus gatos y también de otros animales pequeños e incluso de niños.

Cannabis o marihuana

Hojas de cannabis en primer plano con tonos verdes oscuros sobre un fondo negro, destacando su compleja estructura y patrón de hojas.

En los últimos años, con la legalización para el cultivo personal de esta planta en muchos países, es normal conocer a alguien que esté cultivando esta planta o piense en hacerlo, por sus beneficios naturales o por consumo recreativo.

Pero si bien pueden ser útiles para los seres humanos, sus reactivos químicos como el THC o el CBD pueden tener resultados adversos en nuestras mascotas.

Los efectos más comunes en los gatos por la ingesta de la planta de cannabis son: depresión, pérdida de coordinación motora, frecuencia cardiaca baja, baja presión sanguínea, agitación, agresividad y en algunos gatos, alucinaciones.

Tulipanes

Un ramo de tulipanes blancos y rosados, presentados en un jarrón metálico con un lazo rosa, contra un fondo amarillo. Los tulipanes son plantas que pueden ser peligrosas para los gatos si se ingieren.

Incluimos a los tulipanes porque si bien su presencia es mínima en zonas tropicales como la nuestra, son mundialmente conocidos y pueden ayudarte a evitarlos en caso de que eventualmente te encuentres con esta planta.

Los tulipanes pertenecen a la familia de las liliáceas y son tóxicas para los gatos. Toda la planta es tóxica con compuestos alcaloides y glucósidos. Pero el bulbo tiene la mayor concentración de toxinas.

Las reacciones incluyen vómitos, depresión, babeo y diarrea. 

Una toxicidad grave puede causar convulsiones y anomalías cardíacas.

Primeros auxilios en caso de ingestión de una planta tóxica

Si sospechas que tu gato ha ingerido una planta tóxica, es importante que mantengas la calma, actúes con rapidez y sigas estos pasos:

  • Identifica la planta: haz lo posible por identificar qué planta puede ser la responsable de los síntomas de tu gato.
  • Evita que la siga comiendo: en caso de que lo encuentres comiendo la planta, evita que lo siga haciendo.
  • No inducir el vómito: a menos que su veterinario te lo indique, no induzcas el vómito ya que puede empeorar la situación.
  • Observa sus síntomas: monitorea su estado y la posible presentación de síntomas comunes como mareo, letargo, vómitos, salivación, tc.
  • Consulta con un veterinario: contacta a su veterinario lo antes posible para explicarle acerca de la situación y en caso de que tu gato presente síntomas procura llevarlo lo antes posible a que reciba atención profesional.

¿Qué pasa si tengo alguna de estas plantas tóxicas en mi casa?

Tener alguna de las plantas de esta lista en casa no significa que tu gato vaya a tener problemas.

No todos los gatos tienen las mismas preferencias por lo que es probable que el tuyo no tenga demasiado interés en masticar esas plantas en particular.

También puede pasar que el hecho de que sean tóxicas haga que sean menos atractivas para él y también recuerda que no todas las plantas de esta lista presentan un riesgo mortal.

Eso si, si tienes alguna de estas plantas en tu casa, debes monitorear constantemente que tu gato no las coma monitoreando el estado de las plantas en sí para asegurarte de ello.

En caso de tener en tu casa plantas que son potencialmente mortales como los lirios, quizás deshacerte de ellos o asegurarte de que tu gato no tenga forma de acceder a los mismos sea una buena idea.

Conclusiones

Si estás pensando incorporar plantas a un hogar con gatos, es necesario que investigues si las mismas pueden resultar tóxicas o potencialmente dañinas para tu gato.

Aunque existen muchísimas plantas que pueden ser tóxicas para los gatos, en este artículo decidimos incluir a aquellas que se encuentran más frecuentemente en nuestro entorno ya que representan un mayor riesgo para tu gato.

Debido al hecho de que los gatos son curiosos y hábiles para llegar incluso hasta los lugares más recónditos de tu hogar, si tienes dudas respecto a la toxicidad de un planta que buscabas introducir a tu hogar lo mejor es que averigües bien si es adecuada para coexistir con tu gato.

A pesar de que intentamos hacer una compilación exhaustiva, en este artículo te trajimos una lista de plantas que pueden ser tóxicas para tu gato pero no incluimos a todas ya que algunas no son comunes en nuestro entorno.

El catnip o hierba gatera es una buena alternativa para que tu gato pueda disfrutar de los beneficios de una planta que es positiva para su organismo sin temer a posibles riesgos.

Si este artículo te gusto, comparte y comenta respecto a tu gato y su relación con las plantas.