Tabla de contenidos

  1. Causas de la pérdida de pelo en gatos
  2. Causas no naturales de caída de pelo en gatos
  3. ¿Cómo resolver la pérdida de pelo?
  4. Conclusiones

Limpiar los pelitos de tu gato del suelo y superficies es parte del día a día. Esto sin mencionar que nuestra ropa puede ser el mejor lienzo para que nuestro gato deje su obra peluda.

La pérdida de pelo en los gatos es parte de su naturaleza, pero cuando esta se vuelve excesiva no solo es molesto sino que puede significar que nuestro gato está sufriendo de un problema de salud. 

En este artículo te mostraremos las principales causas de la pérdida de pelo en los gatos y qué podemos hacer para disminuir la caída. 

Causas de la pérdida de pelo en gatos

Podemos dividir las causas de la pérdida de pelo en gatos en las que son naturales y las que están relacionadas con problemas de salud.

La única causa natural de caída de pelo en gatos es la muda y tiene que ver con los ciclos de los folículos pilosos de nuestros compañeros felinos. Te contamos acerca de ella a continuación:

La muda de pelo

La muda de pelo es un proceso natural por la cual pasan la mayoría de los animales e incluso nosotros los humanos. 

Este proceso se da dos veces al año en los gatos, en la primavera y el otoño. 

Se ocasiona debido al cambio de temperatura: para prepararse a las bajas de temperatura del invierno el gato deja caer su manto más delgado y fresco para que crezca una capa más gruesa que lo proteja en esta temporada. 

Al llegar la primavera tu gato dejará caer este manto grueso para dar lugar a uno más liviano y fresco. Por este motivo, la muda en la temporada primaveral es más fuerte. 

Durante todo el año tu gato perderá pelo de manera menos abundante ya que debe dejar caer pelo así como nosotros eliminamos las células muertas de nuestra piel.

La pérdida de pelo en tu gato es necesaria para que su manto se conserve en un buen estado y se mantenga brillante. 

Por este motivo no debes asustarte si en estos dos periodos del año ves una pérdida abundante de pelo en tu gato ya que es un proceso natural e inevitable. 

Causas no naturales de caída de pelo en gatos

Habiendo establecido que la muda de pelo es la principal causa natural de la pérdida de pelo en los gatos, también existe una serie de problemas nutricionales y de salud que pueden ocasionar caída de pelo en tu compañero felino. 

Te mostramos a continuación cuáles son:

Dieta desequilibrada

Tener una mala alimentación repercute en nosotros al igual que puede hacerlo en nuestras mascotas.

Por ello, la mala nutrición es una de las causas más comunes por la pérdida de pelo en los gatos. 

Uno de los primeros signos de una dieta desequilibrada en gatos se refleja en la salud de su pelaje y prestarle atención a la misma puede ahorrarnos tiempo y problemas.

Los gatos son animales "carnívoros estrictos": necesitan un gran aporte de proteína de origen animal para obtener los aminoácidos esenciales que usan en la síntesis de proteínas necesarias para un óptimo funcionamiento metabólico.

La falta de proteínas o los bajos niveles de esta en la dieta impactan la salud de tu gato a la larga y suelen afectar la salud de su pelaje.

Ante una falta de este macronutriente, los gatos pierden más pelo de lo normal y tener un pelaje áspero y opaco.

Parásitos en la piel

Como establecimos anteriormente, los gatos pierden una determinada cantidad de pelo durante todo el año y esta se incrementa naturalmente en las épocas de muda.

Sin embargo, si tu gato pierde pelo como si estuviera atravesando una muda en épocas del año en las que no se supone que esté mudando pelo, es posible que tenga un problema en la piel. En concreto, es posible que tenga una infestación de pulgas.

La picada de la pulga hará que tu gato se rasque, lama o muerda la piel con mucha frecuencia y desesperación produciendo heridas o eczemas. Esto ocasiona que hebras y mechones completos de pelo empiecen a caerse de forma forzada de la piel de tu gato. 

La forma más común en la que tu gato puede contagiarse de pulgas es a través del contacto con otros gatos infestados o si tiene acceso al exterior donde puede encontrarse con otros animales infestados.

Alergias

Si descartamos la presencia de parásitos, una de las razones que puede ocasionar pérdida de pelo en gatos son las alergias.

Estas pueden presentarse a sustancias presentes en el entorno como el polen, polvo, ácaros y plantas. 

Estos agentes pueden ocasionar una reacción alérgica por contacto que se puede presentar en zonas de la piel que hayan entrado en contacto con los alérgenos, ocasionando picor y enrojecimiento. 

Una de las alergias más comunes es la demartits atópica, que puede provocar descamación e intensos picores que llevan a tu gato a rascarse desesperadamente causando la caída del pelaje. 

Cuando la caída es general podemos estar ante una alergia alimentaria producida por algún componente de la dieta. La ingesta de alimentos tóxicos como el chocolate, caramelos, alguna planta e incluso alguna medicina.

Otras enfermedades cutáneas 

Además de las alergias existen otras afecciones de la piel como los hongos o la sarna:

  • Sarna: Dependiendo del tipo de sarna, se da una caída de pelo general o por parches dejando la zona afectada enrojecida y con pérdida de pelo.
  • Dermatofitosis felina o tiña: Esta es una enfermedad fúngica causada por un hongo muy contagioso que se alimenta de la queratina de los tallo del pelo causando la infección que hace que las áreas afectadas pierdan pelo, además de enrojecer, inflamar y cauzar picor. 

Problemas hormonales

Los desbalances hormonales son también otra causa común de pérdida de pelo en gatos.

El hipertiroidismo puede ser una razón por la cual tu gato pierda pelo de forma abundante.

Este problema hormonal se manifiesta no solamente con la pérdida de pelo, sino que también se presenta con pérdida de peso, sed y orina excesiva además de falta de aseo (acicalamiento).

El hipotiroidismo, aunque menos frecuente, también puede causar pérdida de pelo, aumento de peso, debilidad y adormecimiento.

En caso de sospechar que tu gato pueda tener pérdida de peso asociada con problemas hormonales, lo ideal es que acudas a su veterinario de cabecera para realizarle los análisis correspondientes ya que los desequilibrios hormonales pueden ocasionar problemas bastante más graves que la mera pérdida de pelaje. 

Estrés

El estrés y la ansiedad pueden causar que tu gato pierda pelo.

Por su naturaleza, estas causas de pérdida de pelo son difíciles de detectar ya que necesitamos conocer el comportamiento de nuestro gato y estar bien familiarizados con sus expresiones.

Los cambios bruscos en la rutina y comportamiento de tu gato son buenas formas de detectar situaciones que le hayan podido causar estrés y por lo tanto le puedan estar causando pérdida de pelo.

Las mudanzas, los cambios bruscos de cualquier índole como la presencia de nuevos miembros (humanos o no) en la familia pueden ocasionarle estrés y ansiedad a tu gato.

La pérdida de pelo asociada con situaciones de estrés cesa una vez el desencadenante desaparece. Es por esto que debemos estar atentos a todas las circunstancias que pueden estresar a nuestros gatos para descartar una caída excesiva de pelo por estrés.

¿Cómo resolver la pérdida de pelo?

Como comentamos anteriormente, es normal que los gatos pierdan pelo y más aún, es normal que pierdan pelo de forma abundante durante las épocas de muda (primavera y otoño)

Teniendo en cuenta los factores externos que puedan ocasionar pérdida de pelo en tu gato, te damos algunos consejos que te pueden ayudar a minimizar el problema

Cepillar a tu gato de manera frecuente (al menos una vez a la semana) ayudará a que el pelo muerto que tenga salga de su manto y no se quede en tu ropa, muebles o esparcido por tu casa.

Si se ha descartado cualquier afección, debemos empezar a analizar dos situaciones:

  • La dieta alimenticia: Debes revisar los niveles de proteína que tiene el alimento de tu gato. Te recomendamos que los niveles de proteína de no sean menores al 25 % en gatos adultos y en cachorros no debe ser menor al 30%. Podés complementar la dieta con alimentos húmedos que tienen altos niveles proteína o también un poco de atún mezclado con el alimento seco (procura no darle mucho atún por la cantidad de sodio que tiene este alimento) . Con un nivel de proteínas adecuado tu gato no solamente tendrá un pelaje sano, la pérdida de pelo se reducirá considerablemente sino que también mantendrás en un excelente estado su salud en general. 
  • Evita las situaciones de estrés: Los ruidos fuertes y cambios constantes pondrán a tu gato en una situación de ansiedad. Si puedes evitar estas situaciones ayudarás a reducir los problemas de pérdida de pelo en tu gato. El ejercicio y el juego ayudan considerablemente a aliviar el estrés. Puedes jugar con tu compañero felino utilizando juguetes para gato o sacándolo a pasear diariamente si está entrenado.
  • Diagnóstico de alergias: Las alergias son difíciles de identificar a simple vista. Debes visitar al veterinario de tu gato para realizar las pruebas alérgenas correspondientes. Con el resultado exacto podrás controlar los agentes externos que pueden estar causándole las alergias a tu gato, de igual manera si se trata de una alergia alimenticia y así darle un alimento hipoalergénico
  • Control de parásitos: Tan solo una picada de pulga puede causar mucha molestia a tu gato y llevarlo a perder pelo a raíz de rascarse excesivamente. Si tu gato está en contacto con otros gatos o tiene acceso al exterior de tu casa debes siempre revisar su pelaje para tratar la existencia de estos parásitos y evitar que se conviertan en infestaciones. Se recomienda desparasitar regularmente a tu gato para protegerlo y repeler a los parásitos. Recuerda siempre darle antiparasitarios específicos para felinos como la línea Comfortis que trae presentaciones adecuadas para el peso correspondiente de tu gato. También existen otras opciones de antiparasitarios para gatos en formas de collares, polvos y pipetas muy efectivas para el control de parásitos.
  • Afecciones de la piel y salud: Si el problema de pérdida de pelo está relacionada con problemas como hongos y sarna debes acudir inmediatamente al veterinario para que le pueda dar un tratamiento adecuado para estas afecciones. Considera que si estas salen de control pueden poner en riesgo la vida de tu peludito. De igual manera, si sospechas que tu gato tiene algún desbalance hormonal visita al veterinario para realizar los análisis correspondientes y poder atacar el problema de raíz.

Conclusiones

Los gatos pierden pelo de forma continua a lo largo del año y lo hacen de forma especialmente abundante durante las mudas de pelo.

Por este motivo, no deberías preocuparte si tu gato pierde una cantidad razonable de pelo.

Ahora, es posible que tu gato esté perdiendo pelo por problemas de salud que deberían ser atendidos para evitar mayores complicaciones.

Si tu gato tiene una dieta adecuada y alta en proteínas además de recibir un cepillado constante es más factible detectar una caída de pelo fuera de lo normal y por lo tanto atacar el problema de salud que le ocasiona una pérdida de pelo lo antes posible.

Disfruta de tu fiel amigo felino y el pelo que esparce a lo largo de tu vida, pero siempre ten en cuenta que hay ocasiones en las que prestar atención por si la pérdida de pelo no es normal.

Comentarios

Este artículo aún no tiene comentarios, se el primero en dejar uno :)

Dejar un comentario

Recordá ser cordial y aportar a la conversación. Los comentarios que no aporten al debate no serán publicados