Semana de michis!😻 Usá el cupón MICHI10 y obtené un 10% en tus compras para gatos hasta el 25 de febrero

¿Cómo viajar en avión con un perro?

Si estás pensando en viajar en avión con tu perro, en este artículo te contamos todo lo que necesitas saber para que la experiencia sea positiva tanto para ti como para tu mejor amigo de cuatro patas.

    Tabla de contenidos

  1. ¿Es necesario llevar en avión a mi perro?
  2. Volar con un perro grande o pequeño
  3. Tu perro en bodega o contigo en cabina
  4. Razas de perro que no pueden viajar en avión
  5. Requisitos comunes para viajar con perros 
  6. Día del viaje
  7. Conclusiones

Viajar en avión puede ser una experiencia traumatizante tanto para humanos como para mascotas.

Aunque en general la sociedad y los negocios se van haciendo cada vez más pet friendly donde nuestras mascotas son aceptadas, los vuelos en aerolíneas todavía piden requisitos que necesitan tiempo para poder volar con tu perro.

Volar con tu perro (al igual que hacerlo con un gato) requiere que decidas si realmente es necesario que lleves a tu perro en avión y una vez tomada la decisión, planear con antelación. 

Para prepararte para el viaje necesitas tener en cuenta, la comodidad y las necesidades de tu perro y el papeleo que vas a tener que realizar. 

¿Es necesario llevar en avión a mi perro?

Antes de encarar los preparativos para viajar con tu mascota, es mejor estar seguro si de verdad es necesario que tu perro viaje con vos.

Si haces un viaje corto, o de negocios, no es necesario llevar a tu mascota con vos, por lo que buscar con tiempo un familiar o amistad que pueda cuidarlo en tu ausencia, es una mejor opción.

A los perros les cuesta adaptarse a un nuevo ambiente, es un proceso que puede durar meses y es mejor evitar que tu perro sufra un estrés innecesario.

Si el viaje es por mudanza o por un tiempo de estadía largo, será momento de planear el viaje con tu perro en avión, aunque si tienes la opción de hacerlo por tierra, en auto, es preferible.

Volar con un perro grande o pequeño

Volar con un perro grande es una experiencia muy diferente al hacerlo con uno pequeño. Si viajas con un perro pequeño, puedes llevarlo en una caja transportadora para perros en cabina y dejarlo en el piso.

La compañía Paranair, que realiza vuelos entre Santa Cruz de la Sierra y Asunción, indica medidas parecidas: 40cm de largo, 30 cm de ancho y 20 cm de alto. El peso del contenedor más el animal no debe sobrepasar los 8kg. 

La jaula solo debe contener un perro o un gato mayores de tres meses de vida. Y solo se permite un animal por pasajero y dos mascotas por vuelo en total. 

En cambio, un perro grande tendrá que viajar en la bodega. En algunos aviones, esta zona tiene la temperatura controlada, pero en otros no. Las aerolínea también cobran precios distintos por los perros que viajan en la cabina y en la bodega de carga. 

También puedes revisar de antemano si tu aeropuerto de destino tiene una zona para descanso de mascotas, como algunos aeropuertos internacionales suelen tener. Para que ni bien tengas a tu perro con vos, te dirijas a ese lugar para descansar unos minutos. 

Tu perro en bodega o contigo en cabina

Lamentablemente no tendrás mucho margen de elección, porque si tu perro pesa más de 8 9 9 kg más (incluida su caja transportadora), tendrá que ir en la bodega del avión.

En cabina

Si tu perro cabe en su jaula transportadora con las medidas que pide la aerolínea, podrá ir debajo de tu asiento, aunque esto puede cambiar en función del avión y ninguna aerolínea, salvo excepciones, permiten comprar un asiento extra para tu perro

En general, viajar con tu perro como "equipaje de mano", suele conllevar una tarifa más baja, que si viaja en la bodega del avión como carga. 

Para que tu perro pueda viajar en cabina, es importante recordar hablar con la aerolínea anticipadamente, porque generalmente, permiten un número muy limitado de mascotas en cabina.

Llevar a tu perro con vos en cabina, sin duda te dará mas tranquilidad tanto a ti como a tu peludo, aunque técnicamente no tienes permitido sacarlo de su transportadora durante el vuelo. 

En bodega

Si no tienes alternativa, tu perro tendrá que volar como carga en un compartimiento presurizado y con temperatura controlada, no muy diferente de la cabina de pasajeros. 

Para empezar, es muy recomendable comprar un vuelo directo y sin escalas. Un viaje sin escalas y molestias suponen menos estrés para tu perro y si puedes. elegí un vuelo entre semana, los aeropuertos suelen estar menos concurridos entre semana. 

La hora de vuelo también marca la diferencia. Para los viajes en bodega es mejor volar por la mañana o por la tarde en verano, y al mediodía en invierno, para evitar temperaturas extremadamente frías o cálidas. 

Si el viaje es largo, más de dos horas, procura que tu perro tenga absorbentes para sus necesidades y la cantidad de agua necesaria. Es mejor, que no coma, previo al viaje, o que lo haga pero en pocas cantidades y muchas horas antes. 

Haz una prueba con la caja transportadora de tu perro

Los animales viajan menos estresados cuando tienen la oportunidad de adaptarse a su transporte previamente. 

Si nunca entró a una, puedes empezar dejando la puerta abierta con alguna golosina favorita para que entre solo, así por unos días.

En las semanas previas al viaje, lleva a tu perro en la caja transportadora que usarás para el viaje, con la mayor frecuencia posible durante los trayectos por la ciudad

Así se acostumbrará a su transportadora y aprenderá que es un lugar seguro y que pasear en él no es motivo de preocupación. 

Puedes forrar el interior de la transportadora con una almohadilla absorbente para tu perro, antes de salir de viaje. 

Razas de perro que no pueden viajar en avión

Por razones de seguridad y salud, hay razas de perros que no pueden viajar en avión, ni en bodega. 

Acá la lista de razas de la aerolínea Ecojet que no permite en sus viajes, como también de algunas aerolíneas:

  • Akita Inu
  • Bull terrier
  • Bulldog americano
  • Dogo argentino
  • Fila brasilero
  • Pastor de Anatolia
  • Pastor caucásico
  • Pit Bull Terrier
  • Pit Bull Terrier americano
  • Staffordshire Bull Terrier
  • Staffordshire Terrier americano
  • Rottweiler
  • Tosa Inu

Requisitos comunes para viajar con perros 

Ya vimos que viajar con perros en avión dependerá de una buena planificación y compra de pasajes con anticipación, ya que la mayoría de las aerolíneas permiten pocas mascotas por vuelo. 

Una vez tengamos los requisitos de la aerolínea, como el tamaño del contenedor de transporte para tu perro, la raza, deberás revisar los requisitos sanitarios del país procedente y del país de origen.

Los requisitos que suelen pedir son:

  • Una caja transportadora con medidas y características específicas
  • Un certificado de edad, y medico que verifique la salud del perro
  • Una libreta de vacunas al día 
  • Para vuelos internacionales tendrás que pedir los requisitos a la institución correspondiente, en este caso Senasag en Bolivia. 

Día del viaje

Si los tranquilizantes o sedantes son necesarios para el viaje, deja que la decisión la tome un veterinario, y si es aplicada una dosis, indica el nombre del medicamento tomado y la dosis, en el contenedor de transporte.

Dado que viajar con el estómago lleno puede tener secuelas incómodas para tu perro durante el viaje. Te recomendamos que le des comida cinco horas antes del viaje y que lo saques a pasear antes y hacer sus necesidades de ir al aeropuerto.

También puedes llevarle un poco de alimento y agua y un plato, para darle a un empleado de la aerolínea, que pueda darle en caso de que se produzca un retraso prolongado, antes o después del vuelo. 

Si tu perro viaja en carga, puedes preguntar a la aerolínea si puedes recogerlo en la terminal de carga, antes de que salga todo el equipaje, o en una instancia intermedia a la llegada del avión y la entrega del equipaje. 

Ten un arnés y correa cómodas para tu perro y sin roturas, listas para el viaje. Poner el nombre de tu perro en la transportadora, es una muy buena idea también.

Conclusiones

Viajar con tu perro en avión será toda una cruzada si no preparas con antelación el viaje.

Lo primero es preguntarte si el viaje de tu perro es inevitable. Salvo que sea por una mudanza o larga estadía, es recomendable, dejar a tu mascota con un familiar o amigo que la pueda cuidar en tu ausencia. 

Si es necesario viajar con tu perro, es hora de preparar los requisitos sanitarios y de la aerolínea con tiempo. De parte de la aerolínea necesitarás una caja transportadora con medidas específicas, por ejemplo, y de los requisitos sanitarios, la libreta de vacunas al día, entre otros.

La visita a un veterinario es prioridad, no solo por el tema de las vacunas, y los requisitos sanitarios, sino para que revise el estado de salud, y en base a eso, pueda aconsejarte en detalle para tu peludo.

Hace que tu perro se acostumbre previamente a su caja transportadora; puedes hacer pruebas semanas antes del viaje, desde dejar la puerta abierta con alguna golosina adentro, hasta hacer paseos en auto, con tu perro dentro de su contenedor. 

El día del viaje, dale de comer ocho horas antes, no menos, y sacalo a pasear para que descargue antes de encarar rumbo al aeropuerto. Que tu perro viaje con el estómago lleno, no es recomendable. 

Recuerda tener todo el papeleo listo, días antes del vuelo y con un pasaje reservado para tu perro ya sea en cabina o en bodega y aunque el viaje puede ser complicado, con estos consejos podrás respirar más tranquilo, cuando ambos hayan llegado sanos y salvos.