Semana de michis!😻 Usá el cupón MICHI10 y obtené un 10% en tus compras para gatos hasta el 25 de febrero

Gatos negros: mitos y realidades

Existen muchos mitos que rodean a los gatos negros que hacen que estos michis sufran de manera innecesaria. En este artículo te explicamos cuáles son los mitos alrededor de los gatos negros y cuál es la realidad respecto a ellos

    Tabla de contenidos

  1. Origen e historia de los gatos negros
    1. Origen Histórico de los Gatos Negros
    2. Gatos Negros en Diferentes Culturas
    3. Edad Media: Un mal tiempo para nuestros amigos felinos
    4. América colonial: La caza de brujas
  2. Mitos comunes sobre los gatos negros: mala suerte y supersticiones
    1. Gatos Negros y Halloween
    2. Halloween en américa latina y los gatos negros
  3. Realidades sobre los Gatos Negros
    1. Comportamiento y personalidad de gatos negros
    2. Salud y Genética
  4. Adopción y Cuidado
  5. Conclusión

Alrededor de los gatos negros existe una asociación simbólica con la mala suerte e incluso con la brujería.

Lastimosamente para estos adorables michis, su reputación los precede y hace que muchas personas los rechacen por el sólo hecho de tener el pelaje negro.

Si después de leer este artículo aún sigues creyendo en los mitos que rodean a los gatos negros es porque no hicimos bien nuestro trabajo.

Empecemos con algo de historia para reinvindicar a los gatos de pelaje oscuro.

Origen e historia de los gatos negros

El origen de los gatos negros se remonta hace más de 4000 años a las primeras domesticaciones de felinos.

Las mismas se registran en el Medio Oriente en regiones como Irak, Siria, Libano, Jordania, Isarel, Palestina y Egipto.

Todos los gatos tienen como ancestro común al gato montés africano.

Sin embargo, los gatos negros son el resultado de una mutación genética que afecta el color de su pelaje.

El gen que causa esta mutación es conocido como gen de la agouti, que controla si un gato es de color sólido o rayado.

Los gatos negros tienen una versión de este gen que suprime las rayas y produce un alto nivel de melanina resultando en un pelaje completamente negro.

Origen Histórico de los Gatos Negros

Las supersticiones alrededor de los gatos negros varían entre culturas y, aunque parezca mentira, no son todas negativas.

Los antiguos egipcios adoraban a los gatos y hasta principios de la Edad Media, muchas culturas consideraban a los gatos negros como un símbolo de buena suerte.

En algunas de estas culturas los gatos eran considerados sagrados.

En la tradición escocesa, la llegada de un gato negro a un hogar era símbolo de prosperidad. 

Sin embargo, y con el paso del tiempo, los gatos negros fueron adquiriendo una mala reputación que les precede hasta el día de hoy.

Fueron acusados de robar almas, cambiar de forma física, asociarse con brujas y el inframundo.

En tiempos modernos todavía se los sigue discriminando: en 1969 se le atribuyó a un gato negro el fracaso de la temporada de los Chicago Cubs (un equipo de baseball estadounidense) cuando este apareció en el banquillo de suplentes de los Cubs en un partido frente a los New York Mets.

Ahora, aunque la mitología moderna asocie a los gatos negros con la mala suerte, su reputación ha cambiado con el tiempo. Te contamos al respecto a continuación:

Gatos Negros en Diferentes Culturas

En el antiguo Egipto, en el año 2800 A.C, los gatos de todo color eran venerados, adorando incluso a la diosa Bastet.

Bastet era conocida como la diosa de los gatos y era considerada una guardiana contra espíritus malignos y enfermedades.

Se creía que la domesticación de los gatos traía buena suerte a sus dueños y respectivos hogares.

Además, se los consideraba como seres mágicos. Eran tratados como reyes, los vestían con joyas y eran muy bien alimentados.

Algunos gatos eran momificados después de la muerte (ceremonia para conservar el cuerpo en la mortalidad y proteger al difunto de espíritus malignos). 

Llegaban al punto de castigar con condenas de muerte a quienes herían y/o mataban gatos. 

Los egipcios también transmitían su adoración por los felinos en pinturas, estatuas, vasijas y otros elementos que , al día de hoy, podemos admirar en diferentes museos del mundo.

En el siglo VIII, marineros y pescadores usaban a los gatos negros como símbolos de buena suerte y eran sus compañeros de navegación: lograban controlar la población de ratas a bordo y se creía que podían predecir las condiciones climáticas.

Las esposas de los pescadores también tenían gatos negros en casa, creían que podían utilizar su influencia para proteger a sus parejas en sus travesías marítimas.

El libro Weather Proverbs cuenta anécdotas de cómo se creía que el comportamiento de los gatos podía predecir el clima: estornudos como señal de lluvia, ronquidos como predicción de mal tiempo y el acicalamiento como señal de buen tiempo. 

Edad Media: Un mal tiempo para nuestros amigos felinos

La Edad Media en europa fue un época en la que la percepción sobre los gatos negros comenzó a cambiar de manera muy negativa. 

En la mitología celta, Cat Sith era un hada negra que podía robar almas y cambiaba de forma hasta nueve veces.

En el siglo XII, las cosas empeoran ya que se creía que durante rituales satánicos el diablo aparecía en la tierra en forma de un gato negro.

Ancianas solitarias de estas épocas que cuidaban de gatos negros fueron identificadas como brujas.

En el año 1484 el Papa Inocencio VIII firma un documento que abre la puerta a la caza de brujas y de todo sospechoso de tener tratos con el diablo mediante la Santa Inquisición y declara al gato negro como el animal favorito del diablo e ídolo de las brujas. 

Así fueron en ascenso las creencias negativas sobre los gatos negros en la Edad Media. 

Se llegó a pensar que si un gato negro se te cruzaba en el camino a la luz de la luna llena era una señal de epidemia inminente.

En Italia se creía que si un gato negro se acostaba en la cama de una persona enferma implicaba una sentencia de muerte.

La historiadora Irina Metzer, en su artículo "Heretical Cats: Animal Symbolism in Religious Discourse" ("Gatos Heréticos: Simbolismo animal en el discurso religioso") concluye que lo que logra asustar a muchos es la naturaleza independiente y sigilosa de los gatos ya que los felinos "se encuentran en el umbral entre lo familiar y lo salvaje".

Además, menciona que en la época medieval, consideraban que los animales eran creados por Dios para servir y obedecer a los humanos, y el gato, incluso domesticado, no puede ser entrenado para ser leal y obediente como un perro.

América colonial: La caza de brujas

Para esta época, la llegada de los colonos europeos al continente americano, junto con sus percepciones y sistema de creencias, moldearon para mal la percepción acerca de los gatos negros en el continente.

Uno de los casos más emblemáticos de la aplicación de este sistema de creencias se produjo durante los juicios de Salem, en Massachussetts en los años 1692 y 1693.

Estos juicios no solo afectaron a muchas personas inocentes sino que también le hicieron un flaco favor a la reputación de los gatos negros.

Durante estos juicios, se cometieron atrocidades como la persecución y quema de personas que eran consideradas brujas y también el asedio de los gatos negros.

El libro "The Salem Witch Hunt: a Brief History with documents" (La caza de brujas de Salem: Una breve historia con documentos) de Godbeer, Richard cuenta múltiples hechos que consolidaron las creencias negativas sobre los gatos negros en esta terrible época.

Una de las primeras acusadas durante estos tiempos fue una mujer esclava llamada Tibuta que clamó su inocencia durante el transcurso de su enjuiciamiento. 

Luego de las brutales torturas que sufrió, confiesa bajo presión que presenció cosas extrañas entre las cuales se encontraban el avistamiento de dos gatos (uno de ellos negro y grande) que aseguró eran servidores del diablo.

Durante otro juicio, meses después, una mujer llamada Sarah Wilson es obligada a confesar que el diablo la visitó en forma de un gato negro.

Quienes tenían gatos negros eran objeto de persecución y se creía que estos felinos eran familiares de las brujas y que ellas los utilizaban para realizar espionaje y otras magias oscuras.

Los nefastos hechos ocurridos durante los juicios de Salem, han dejado una marca oscura en la historia que signó para siempre la percepción de los gatos negros.

Lo bueno es que, a través del conocimiento y la persuasión, tenemos la posibilidad de cambiar estas percepciones heredadas de tiempos lúgubres de la historia.

Mitos comunes sobre los gatos negros: mala suerte y supersticiones

Ahora que conocemos algunos antecedentes sobre los gatos negros, es innegable que las supersticiones han estado presentes en múltiples culturas alrededor del mundo y que en algunas todavía prevalecen.

Recorrer todo este bagaje histórico es entristecedor pero, al mismo tiempo, necesario para poder barrer con los mitos que existen respecto a los gatos negros.

Entender el origen de las supersticiones es importante para aprender a ser inmunes a ellas.

En el artículo "Supertitions: A Culturally Transmitted Human Behavior" (Supersticiones: un comportamiento humano transmitido culturalmente) publicado por The International Journal of Psychology and Behavioral Sciences (Revista internacional de Psicología y Ciencias del Comportamiento) se relaciona al origen de las supersticiones como un mecanismo de defensa ante las cosas que no podemos controlar.

Las supersticiones crean la percepción de control sobre esos fenómenos y se usan para generar comprensión y ejercer la ilusión del control sobre aspectos que escapan de nuestra manos, como el clima.

Ahora que tenemos una idea del impacto que tienen las supersticiones en la sociedad, nos podemos enfocar específicamente en algunos de los mitos que prevalecen hasta ahora sobre los gatos negros:

  • Ver un gato negro trae mala suerte: no existe una correlación entre ver un gato negro y la mala suerte. Tampoco prueba alguna de que mirar un gato negro traerá mala fortuna. Su apariencia misteriosa y astuta no debería incomodar a nadie. Esas características son inherentes de todos los felinos.
  • Los gatos negros son brujas: este mito pasó a la cultura popular y lo podemos ver en películas e imágenes comerciales para promocionar fiestas como Halloween. El único hecho que necesitamos para darnos cuenta que los gatos negros no son brujas es escucharlos ronronear, es demasiado tierno para ser una bruja ¿o no?. Lo más maligno que puede hacer un gato negro es arañar el sillón de tu casa.
  • Los gatos negros son agresivos: lamentablemente este mito hace que mucha gente abandone gatitos negros y también evita que la gente los adopte. No existe ninguna correlación del color del manto de estos felinos y la agresividad. La agresividad en los gatos, al igual que en otras mascotas, está ligada a sus vivencias y trato recibido.
  • No deberías adoptar un gato negro: los gatos negros tienen una de las tasas de adopción más bajas al mismo tiempo que poseen las más altas de eutanasia. Encuestas en Estados Unidos muestran que potenciales adoptantes perciben a los gatos negros como "menos amigables" en contraste con los gatos de otros colores, basándose sólamente en una fotografía. A la hora de considerar la adopción, encontrar un compañero felino tiene más que ver con la conexión que se puede establecer al conocerlo personalmente, la fotografía termina siendo una anécdota al lado de esto.

Gatos Negros y Halloween

La asociación de los gatos negros y la moderna fiesta de Halloween puede ser trazada al festival Celta Samhain.

En esta festividad se creía que Cat Sith (una figura con forma de gato negro) bendecía las casas que le dejaban un plato de leche para que tomara.

Quienes no lo hacían sufrirían la maldición de sus hogares y del ganado que poseían para proveerse de leche.

La figura de los gatos negros en Halloween también viene de lo que te contamos previamente sobre la época medieval y su asociación con las brujas en europa y la época colonial en Salem en los Estados Unidos.

En esta fiesta el gato negro está en todas partes como un símbolo místico acompañado de brujas en sus escobas. 

Pero en esta fecha los gatos negros corren peligro debido a la herencia y prevalencia que siguen teniendo las creencias pasadas que te mencionamos al principio. 

Aunque en los últimos tiempos en Estados Unidos no se han registrado incidentes relacionados al maltrato de gatos negros en estas fechas, los refugios restringen las adopciones.

Esto debido a que muchos gatos negros son adoptados para fiestas, fotos y actividades de manera oportunista para luego volver a dejarlos en los refugios o dejarlos nuevamente en las calles. 

Halloween en américa latina y los gatos negros

La realidad de los gatos negros en latinoamérica en esta fecha es diferente a la de los Estados Unidos.

En los países de habla hispana, los rituales y el esoterismo durante octubre e inicios de noviembre alcanzan un punto álgido.

No sólo los gatos negros corren el riesgo de ser sacrificados sino que también otro tipo de animales como perros y gallinas en la víspera de Halloween y el Día de Difuntos. 

En nuestro artículo sobre el lado oscuro de Halloween te contamos más sobre la triste realidad que enfrentan perros y gatos durante esta festividad.

Realidades sobre los Gatos Negros

Después de conocer la historia tanto positiva como negativa sobre la percepción de los gatos negros, ahora te contamos la realidad sobre estos felinos de color ébano. 

Comportamiento y personalidad de gatos negros

Aunque podemos establecer que cada gato tiene una personalidad única, en general podemos resaltar algunos rasgos de estos guapos felinos.

Sus mantos pueden tener diferentes tonalidades de color negro: desde tonos marrones hasta azulados, sus mantos son maravillosos y brillantes como una piedra ónix.

Son leales, esto los hace una excelente compañía para la persona que decida compartir su vida con uno, la familia e incluso otros animales.

Se adaptan fácilmente a diferentes circunstancias: los gatos rescatados en los refugios se adaptan rápidamente a nuevos ambientes, a sus rescatistas y a las personas en general. 

Son perceptivos, esta característica no es exclusiva del gato negro pero si estás sufriendo de ansiedad, proveeran mucho amor siendo un gran apoyo moral.

No solo son amigables con otros animales sino que también son compasivos: algunos gatos negros en refugios dejan comer primero a otros animales antes que ellos.

A veces son más calmados y reservados que otros gatos pero equilibran este rasgo de su personalidad manteniéndose juguetones y activos durante su vida.

Son muy inteligentes y receptivos, capaces de manejar cambios en sus vidas sin dejar de ser buenos compañeros, tranquilos, cariñosos y enérgicos.

Salud y Genética

Además de tener una hermosa personalidad, los gatos negros también tiene una genética privilegiada.

Hay evidencia de que los gatos negros tienen ciertas mutaciones genéticas que los hacen menos susceptibles a las enfermedades haciendo que las probabilidades de que vivan más tiempo sean altas.

Esta ventaja sobre los otros felinos se debe al color de su manto, que incluso en la vida salvaje tiene beneficios: es un excelente camuflaje a la hora de cazar.

Sabiendo todos estas maravillosas características, adoptar un gato negro suena como una excelente idea ¿no?

Adopción y Cuidado

Tristemente, los gatos negros tienen una tasa de adopción considerablemente menor que sus pares de otros colores.

Mucha gente descarta adoptar gatos negros en sus hogares ya que, de forma consciente o subconsciente, los considera portadores de mala suerte.

Esto hace que los inocentes gatos negros pasen tiempos mucho más prolongados que sus pares multicolor en los hogares de gatos.

Como te contamos en el artículo sobre el día del gato negro existen múltiples iniciativas para educar a la gente alrededor de estos tiernos michis de forma de que acepten adoptarlos y no tengan un destino miserable.

Por este motivo, si estás pensando en adoptar un gato, deberías considerar seriamente llevar un halo de luz negro a tu casa para alegrar tanto a un michi como a tu hogar.

Y aunque no estés pensando en adoptar, el mero hecho de ayudar a que otras personas consideren adoptar un gato negro será esfuerzo suficiente de tu parte.

Conclusión

Aunque los escoses y los egipcios tenían a los gatos negros en alta estima, los respetaban e incluso los adoraban, el giro en la historia es muy triste y desolador.

Las supersticiones que dejaron huella para estos pequeños de manto negro han sido muy negativas para la percepción actual de la sociedad hacia ellos.

La realidad es que solo son supersticiones: no existe ninguna prueba que sean símbolos de mala suerte o que estén de algún modo ligados con la brujería. 

Sin embargo, los rituales en nuestra región prevalecen hasta la fecha poniendo sus vidas en riesgo.

Está en nosotros cambiar esa percepción en las personas y demostrarles que no existe nada malo con los gatos negros. 

Los gatos negros son excelentes compañeros, resilientes, leales y hermosos, por cierto.

Si estás pensando en poner tu granito de arena para cambiar la percepción sobre estos hermosos animales puedes compartir cosas positivas sobre ellos en tus redes sociales, conversar sobre los mitos con personas a tu alrededor e incluso corregir a cada persona que esboce alguno de estos mitos en tu presencia.

Y, si estás pensando en adoptar un gato, darle una oportunidad al pequeñín de manto negro puede transformarse fácilmente en la mejor decisión de tu vida.