Semana de michis!😻 Usá el cupón MICHI10 y obtené un 10% en tus compras para gatos hasta el 25 de febrero

Hongos en perros

Aprende qué son los hongos en perros, cuáles son los tipos más comunes de las infecciones fúngicas caninas además de sus síntomas además de cómo prevenir y tratar estas afecciones.

    Tabla de contenidos

  1. Tipos de hongos en perros
    1. Dermatofitosis o tiña
    2. Dermatitis fúngica
  2. Síntomas de hongos en perros
  3. Diagnóstico de la Dermatitis fúngica
  4. ¿Cómo prevenir una infección por hongos?
  5. Conclusiones

Lo que suele venir a la mente cuando pensamos en “infecciones” en nuestros perros son bacterias y virus, pero los hongos también pueden ser los culpables. 

Aunque no son tan frecuentes como los parásitos internos o las infecciones víricas, las infecciones fúngicas pueden ser igual de serias.  

Los perros pueden contraer infecciones fúngicas de otros animales, del entorno, o como resultado del excesivo crecimiento de hongos presentes en forma natural en su propio organismo.

Todas las mascotas corren el riesgo potencial de contraer hongos, por lo que es necesario un diagnóstico preciso antes de iniciar el tratamiento adecuado. 

Puede que no le hayas prestado atención al picor en las patas de tu perro o a la pequeña llaga que se ha formado entre sus uñas, pero estos problemas, aparentemente menores, pueden ser signos de una infección por hongos.

Seguí leyendo este artículo para saber más sobre la infección por hongos en tu mascota. 

Tipos de hongos en perros

Los hongos son organismos parásitos que producen esporas y absorben el alimento de sus “anfitriones”, como tu perro. 

Existen muchos tipos de hongos, pero lo más habitual es que los perros se infecten con los hongos que viven en el suelo. Un perro puede inhalar o ingerir estos hongos, o estos pueden introducirse en su organismo a través de una herida o un corte.

Hay dos formas comunes de infecciones por hongos:

Dermatofitosis o tiña

La dermatofitosis está causada por un conjunto de hongos patógenos. La tiña en los perros es extremadamente contagiosa y se propaga por contacto directo con el hongo. 

Este hongo puede afectar la piel, el pelo o las uñas del perro. Y puede ocurrir cuando el perro entra en contacto directo con un animal, persona u objeto que está infectado por el hongo, como un cepillo, una alfombra o ropa de cama. 

Dermatitis fúngica

La Dermatitis fúngica (también llamada dermatitis por levaduras o dermatitis Malessezia) es una infección fúngica en perros causada por el hongo Malessezia pachydermatis. 

La Dermatitis por levaduras es una afección cutánea inflamatoria común que se produce cuando la levadura que naturalmente vive en los oídos, las zonas mucocutáneas y la piel de tu perro, puebla en exceso esas zonas.

Síntomas de hongos en perros

Si conoces los signos comunes de las infecciones fúngicas en perros, podrás reconocer rápidamente el problema y llevar a tu perro al veterinario para que reciba el tratamiento necesario.

Si un hongo hasta el momento inofensivo, se transforma en una forma patógena, puede resultar problemática y dar lugar a problemas fáciles de reconocer como:

Los síntomas con Dermatofitosis o Tiña son:

  • Pérdida de pelo
  • Picor
  • Piel escamosa o con costras
  • Uñas deformes o quebradizas

Los síntomas con Dermatitis fúngica son:

  • Piel escamosa o costras (sobre todo alrededor de las uñas, pliegues cutáneos, axilas y zona anal)
  • Picor intenso
  • Afección en los oídos, como la Otitis

Otros síntomas comunes con la infección de hongos en los perros incluyen:

  • Llagas en la piel
  • Picor cutáneo
  • Lesiones cutáneas supurantes (con pus)
  • Pérdida de pelo
  • Fiebre
  • Cojera e hinchazón articular
  • Secreción nasal
  • Sangre en la orina
  • Tos
  • Mal estado corporal
  • Pérdida de apetito

Los síntomas que tu perro experimenta dependerá del tipo de infección y si está solo se limita a su piel, frente a una infección sistémica. 

Las infecciones por hongos, generalmente se limitan a la piel, a menudo en ciertas áreas como los conductos auditivos externos, alrededor de las uñas de los pies y la zona de la ingle y axilas. 

Pero las infecciones sistémicas pueden propagarse por todo el cuerpo de un perro. Pueden afectar a órganos principales como pulmones y el hígado y son potencialmente mortales.

El pelaje de tu perro suele ser un buen indicador de su salud general y eso incluye los casos de infección por hongos: si su pelaje está grasiento, hay signos de pérdida de pelo o tiene piel maloliente, tienes que ir a un veterinario

Diagnóstico de la Dermatitis fúngica

Un veterinario puede utilizar cualquier de estas técnicas para recoger una muestra de tu perro, para que su infección pueda ser diagnosticada y tratada:

Biopsia de la piel

La prueba de diagnosis más invasiva utiliza un punzón de biopsia para obtener un pequeño trozo de la piel. 

Sin embargo, proporciona los datos diagnósticos más completos.

Muestra de hisopo de algodón

Se frota la piel de tu peludo con un algodón humedecido para recoger organismos de la levadura. Frotis de impresión: se presiona un portaobjetos de microscopio sobre la piel para recoger microorganismo de la levadura. Preparaciones con cinta adhesiva de acetato: se aplica un trozo de cinta adhesiva sobre la piel para recoger levaduras.

Raspado cutáneo

Se raspa la piel con una cuchilla para obtener muestras de levadura. 

¿Cómo prevenir una infección por hongos?

La primera manera de prevenir una infección de hongos en tu perro es mantener una buena higiene. Esto se logra bañando a tu perro con regularidad, al menos una vez al mes. 

Especialmente si tu perro se revolcó en una zona de pasto húmedo o barro, o estuvo jugando con varios perros. Para ayudarte con esto, tienes el spray antifúngico balsámico que con sus propiedades antifúngicas y antibacterianas entre otras, ayuda a alivia el picor y la inflamación en la piel de tu mascota e incluso acelera el proceso de sanación.

A la hora del baño, si tu perro está delicado de la piel, o estuvo en lugares sospechosos, tienes el shampoo antifúngico, que trata y alivia las infecciones fúngicas en la piel de tu perro. Para que el tratamiento con shampoo sea eficaz, la espuma debe permanecer en la piel de tu perro, al menos 10 minutos, antes de aclarar.

Los perros, especialmente aquellos con pliegues cutáneos, deben evitar permanecer mucho tiempo en lugares húmedos y oscuros, ya que los hongos prosperan en esos espacios, especialmente cuando están en los pliegues y detrás de las orejas. 

El vinagre puede ser un remedio casero que ayude a aliviar el picor y a ralentizar la expansión del hongo, pero no lo matan. Ten en cuenta que el vinagre es uno de los olores que los perros odian.

El aceite de árbol de té, tiene propiedades antisépticas o anti inflamatorias suaves que pueden ayudar, pero ten cuidado, el aceite de árbol de té es toxico para los perros, debe aplicarse solo externamente, y nunca en un lugar donde tu perro pueda lamerlo. 

Para prevenir una recurrencia, hay que prevenir y tratar la enfermedad subyacente. Los remedios caseros pueden ser útiles pero no resuelven una infección por hongos en perros por sí mismos

Conclusiones

Aunque las infecciones fúngicas en los perros pueden ser irritantes y molestas para ellos, cuando se asientan en la piel, este tipo de infecciones también pueden volverse sistémicas y causar síntomas muy graves, atacando órganos vitales

Los perros pueden contraer hongos por contacto directo con otros animales o personas, o por el entorno, en climas cálidos y húmedos, estos organismos se desarrollan más eficazmente. 

Dado que muchos hongos viven en el suelo, puede ser difícil prevenir por completo las infecciones fúngicas. Pero si reconoces los síntomas habituales de la infección por hongos en los perros, podrás reconocer si tiene un problema.

Los hongos producen esporas y absorben el alimento de su "anfitrión", expandiéndose en él. Los síntomas más comunes son el picor en la piel, las llagas en la zona de las almohadillas de las patas, en las axilas y la zona anal, principalmente y la piel escamosa o con costras

La principal forma de prevenir una infección de hongos en tu perro, es mantener una higiene y revisión regular en su piel. Los baños regulares con shampoos antimicóticos y el uso de sprays ayudan a detener y eliminar los hongos si son detectados a tiempo. 

Evitar que tu perro pase mucho tiempo en zonas húmedas y oscuras, o dándole un buen baño después que haya estado en esos lugares, es otra buena idea para evitar una infección por hongos. Recuerda que la frecuencia de baño de tu perro no debe ser muy alta, de lo contrario pueden surgir otros problemas.

Los hongos en tu perro, pueden llegar a afectar órganos como los pulmones y el hígado, llegando a causar la muerte. Si sospechas que tu perro tiene una infección fúngica, asegúrate que reciba atención médica cuanto antes.