Semana de michis!😻 Usá el cupón MICHI10 y obtené un 10% en tus compras para gatos hasta el 25 de febrero

¿Los perros se aburren de las croquetas?

Si notas que tu perro come con menos entusiasmo que antes es posible que se haya aburrido de sus croquetas. Te contamos por qué sucede esto y qué hacer para mejorarlo

    Tabla de contenidos

  1. Instinto natural de los perros
  2. Dieta monótona en los perros
  3. El sabor para los perros
  4. El factor novedad
  5. ¿Tu perro vuelca la cara a su alimento?
  6. ¿Qué puedo hacer?
  7. Conclusiones

Anteriormente hablamos acerca de los perros cuando se niegan a comer su alimento, pero ¿es posible que tu perro se aburra de sus croquetas diarias?

Quizás ver la reacción de tu perro visiblemente decepcionado con lo que encuentra en su plato, nos lleve algo de angustia y nos haga pensar ¿ahora qué hago, tengo que cambiarle el alimento, la dieta? ¿es la marca?

La respuesta no es compleja: no es probable que tu perro se haya cansado de su comida, pero puede estar pasando algo más. 

Los perros son una especie omnívora y necesitan una dieta variada con los nutrientes necesarios para realizar sus actividades, con las proteínas, vitaminas, carbohidratos requeridos para una salud plena.

Instinto natural de los perros

Los perros están relacionados a los lobos, y sus sistemas digestivos son idénticos, siguen una dieta omnívora de animales y plantas. Los gatos, por ejemplo, están estrechamente emparentados con el gato montés africano, y de nuevo, su sistema digestivo es igual, su instinto natural les pide carne para alimentarse. 

Volvamos a nuestros perros ¿qué es entonces una dieta natural para ellos? Ante todo, carne cruda, huesos, órganos y verduras.

Dieta monótona en los perros

Para nuestra organización, semanal, mensual, nos queda cómodo ofrecerle una dieta monótona a nuestra mascota, además si sabemos que obtenemos buenos resultados, horarios, a la hora de descargar sus desechos los hace de manera fácil para recoger (uno de los objetivos de darle alimento balanceado), etc.

Lo cierto es que eso no debería afectar las ganas de alimentarse de tu perro y si piensas que se puede cansar de sus croquetas no es mayormente atribuido por esto, pero veamos cómo perciben el sabor nuestros perros.

El sabor para los perros

Los perros no experimentan la comida igual que los humanos. Mientras que nosotros, nos aburrimos fácilmente de la comida, a muchos no nos gustaría almorzar lo mismo que almorzamos el día anterior, porque los perros solo tienen una fracción de las papilas gustativas que tenemos los humanos (tomá eso Laica xD)

Sin embargo, su sentido del olfato es mucho más potente que el nuestro, por lo que toman más en cuenta el aroma de la comida que su sabor

Por eso una dieta fresca es mucho más sabrosa y saludable para nuestros perros. Los ingredientes sanos y frescos huelen mejor de forma natural, sin la grasa animal pulverizada necesaria para hacer atractivas las croquetas secas fabricadas comercialmente. 

El factor novedad

Los perros se sienten atraídos por la novedad cuando pueden elegir. A diferencia de sus antepasados los lobos, que son más cautelosos con los objetos nuevos de su entorno, los perros al domesticarse han cambiado para adaptarse a lo nuevo.

A los perros les gusta explorar su entorno y buscar cosas nuevas, lo que significa que cuando le ofrezcas una nueva opción, seguramente la elegirá en lugar de la anterior. 

Si sustituyes la comida de tu perro, pensando que se aburrió de ella, puedes estar incentivando involuntariamente su comportamiento de divo

Como es natural, tu perro se emocionará con la nueva opción y se la comerá con entusiasmo, por lo que podes llegar a la conclusión de que el nuevo alimento ha resuelto el problema.

Pero los perros son "piyos" y capaces de manipularnos, por lo que es probable que este proceso se repita una y otra vez. La responsabilidad de romper este bucle, recae en nosotros. 

¿Tu perro vuelca la cara a su alimento?

Para algunos perros llega un día que le das su habitual comida, levantan la nariz y te dirigen una mirada decepcionada y se alejan. ¿Qué puede estar pasando?

  • En primer lugar comprobá si su alimento ha caducado o se ha estropeado. La comida vencida puede perder su aroma, sabor, así como su valor nutritivo.
  • En segundo lugar revisa que tu perro no tenga un problema de salud o de comportamiento que pueda estar afectando su apetito. El estrés, la ansiedad por separación, las enfermedades dentales. Los perros mayores también pueden perder el apetito.
  • Quizás tu perro no tiene hambre suficiente. En mi caso, cuando mi perra no quiere comer su alimento se da cuando no ha salido a correr y  a gastar su energía, entonces no comer porque no tiene suficientemente hambre, entonces la saco a gastar su energía.

¿Qué puedo hacer?

La próxima vez que tu perro ponga cara de decepción con su alimento, revisa lo mencionado anteriormente, descartando problemas de salud y del estado del alimento. 

Puedes llevarlo a correr antes de comer para intentar que se le abra el apetito con la energía gastada. 

Si sigue quisquilloso, cuando llegue la hora de comer ofrecele una ración habitual de su alimento habitual. Aunque siempre es mejor que este fresca, puedes añadirle un poco de caldo tibio, lo que ayudará a que tenga un mejor aroma

Luego, dale 30 minutos para que tu perro coma, y a continuación retira el plato. Repetí este proceso en cada comida, hasta que se le haga la idea de que debe comer lo que se le ofrece cuando se le ofrece. 

Los perros que ya han manipulado a su dueño para obtener el alimento que desean, pueden tardar más en darse cuenta que sus trucos ya no funcionan. Pero si te mantienes firme, tu perro se dará cuenta. 

Conclusiones

La alimentación de tu perro tiene que ser nutritiva y variada y si llega el día que mira decepcionado su plato de comida, muy probablemente no se deba a su comida si no a otra cosa.

Los perros tienen menos papilas gustativas que nosotros los humanos, 2 mil frente a 9 mil que poseemos nosotros. Por esa razón no sienten todos los sabores como las personas. 

Se ha comprobado que solo perciben los sabores, dulces, amargos y ácidos. Los perros se guían por el olfato principalmente, por eso hay que tener cuidado que no confunda alguna sustancia tóxica con alimento. Porque se llevan más por el olor que el sabor, pueden comer algo que pueda ser perjudicial para su salud. 

Una dieta variada y fresca es lo mejor para tu perro, que necesitan carne y vegetales como parte de su dieta para estar saludables. 

Cuando tu perro huela su alimento y luego la ignore toma en cuenta el estado del alimento, si está en mal estado o vencido, habrá perdido su aroma y su valor nutritivo; toma en cuenta el estado de salud de tu perro, las enfermedades dentales o el estrés pueden ser la causa así como la edad mayor de un perro.

El ejercicio también es importante, así que llévalo a pasear y a correr, mientras más energía gaste más hambre tendrá al llegar a casa.

Descartado el problema de salud, el estado del alimento, y la falta de ejercicio, ponte firme con el alimento que tiene. El comportamiento que tenga tu perro es tu responsabilidad como su dueño, así como sus expectativas que tenga con su comida. 

Ofrecele su alimento con un poco de caldo tibio, eso aumentará su aroma y dale 30 minutos para que coma, caso contrario retira el plato. Repite esto en cada comida, hasta que sepa que tiene que comer lo que se le da cuando se le ofrece. 

Nadie quiere ser estricto con su mascota, pero un comportamiento que no tenga que ver con su estado de salud, o el estado de su alimento, tiene que ser corregido con cariño pero con firmeza

Como amantes de los perros, asegurémonos que se alimenten bien, con las proteínas, vitaminas, minerales y grasas necesarias. Preocuparnos por esto, significa que queremos que nuestra mascota tenga una vida plena.