Semana de michis!😻 Usá el cupón MICHI10 y obtené un 10% en tus compras para gatos hasta el 25 de febrero

Feromonas para gatos: todo lo que tienes que saber

Te contamos lo que tienes que saber acerca de las feromonas en gatos: las hormonas de la comunicación que son responsables de cosas tan diversas como que tu gato se ponga cariñoso con vos o se escape de tu casa a buscar pareja

    Tabla de contenidos

  1. ¿Qué son las feromonas en los gatos?
  2. Tipos de feromonas en los gatos
  3. Las feromonas y la comunicación
  4. ¿Qué son las feromonas sintéticas?
  5. ¿Cómo funcionan las feromonas sintéticas para gatos?
  6. ¿Cómo percibe las feromonas mi gato?
  7. Feromonas sintéticas: cuándo y cómo usarlas
  8. ¿Las feromonas sintéticas son peligrosas para la salud de mi gato?

Si convivís con un gato, es muy probable que te haya demostrado su cariño frotándose contra vos.

Este comportamiento tiene que ver con un tipo muy especial de hormona que, estando en el ambiente, les da tranquilidad y seguridad sobre su entorno.

En este artículo te vamos a contar más acerca de las feromonas felinas y cómo pueden influir en la vida de tu michi.

Además, te contaremos cómo puedes usar feromonas felinas sintéticas para tratar algunos problemas de comportamiento.

¿Qué son las feromonas en los gatos?

Las feromonas son hormonas que todos los seres vivos producimos para comunicar mensajes con seres de nuestra misma especia o como respuesta a ciertos estímulos. 

En el caso de los gatos, las feromonas son expulsadas a través de la orina, la sudoración de las patas y las mejillas.

La manera más frecuente en la que los gatos despiden estas feromonas es a través de las mejillas, cuando se frotan en tu piel o en objetos en la casa.

Estas los ayudan a sentirse cómodos y seguros en los ambientes y alrededor de las personas.

Las feromonas en los gatos son un medio de comunicación olfativo: expresan que se sienten seguros, inseguros o son una respuesta a ciertas necesidades fisiológicas.

Tipos de feromonas en los gatos

Cada forma en la que los gatos emiten estas hormonas tiene un propósito específico de comunicación o es una respuesta a un estímulo en particular. 

Te contamos que tipo de moléculas portadoras de información existen:

  • Feromonas faciales: son de tipo social, le permiten diferenciar lugares y personas en específico. Logran estos cometidos frotando sus mejillas, dorso o cuello sobre personas, objetos u otros animales. De esta manera pueden percibir la familiaridad o identificar su propio grupo social, el frotarse deja feromonas en el ambiente que crean olores familiares dándoles seguridad y tranquilidad.

  • Feromonas de alarma: cuando tu gato está asustado, nervioso o bajo una situación de estrés, emitirá estas feromonas para comunicar miedo o ansiedad. Este tipo de feromonas se emite a través de las glándulas sudoríparas, que tiene en las almohadillas de las patitas, o segregándolas a través de las glándulas anales. El olor desagradable que probablemente sentiste en alguna ocasión en la que tu gato se asusto mucho se debe a estas secreciones. Definitivamente no es un olor agradable pero es muy efectivo para comunicar su estado de alerta.

  • Feromonas territoriales: se segregan a través de la orina y de la parte interdigital de las patas. Esta es una de las razones por las cuales rasguñan los muebles de tu casa, al ser animales muy territoriales necesitan constantemente dejar su marcar en los lugares que le pertenecen.

  • Feromonas sexuales: son transmitidas con el objetivo de copular. Se segregan a través de la orina o de secreciones hacia gatos del sexo opuesto para establecer una comunicación y permitirles aproximarse para copular. Cuando una hembra está en celo y el macho lo percibe, dejará "mensajes" en forma de marcas de secreciones u orina para atraerla.
  • Feromonas de apaciguamiento: estas son segregadas por las gatas madres cuando están amamantando a sus crías para que se sientan más tranquilas y seguras.

Las feromonas y la comunicación

Ahora que sabemos que las feromonas son una de las tantas formas en las que nuestros gatos se comunican podemos entender muchos de sus comportamientos. 

Los gatos son muy claros al expresar cómo se sienten y son muy sensibles a situaciones de estrés: la liberación de las feromonas ocurre constantemente.

Cuando están contentos que llegaste a casa se frotarán en vos o en objetos cuando se sienten seguros y tranquilos. 

Cuando se sientan ansiosos, estresados o con mucho miedo lo expresarán con la sudoración en las patitas y, en otros casos, expulsando secreciones a través de sus glándulas anales. 

Si tu gato no está castrado tendrás su marca en todos lados para comunicar su disposición para copular. 

Si no tiene un espacio para rascar y desgastar sus uñas, lo hará con tus muebles. Esto incluso ocurre en menor medida cuando tienen acceso a un rascador para gatos, pero es corregible.

Estos comportamientos son parte de la naturaleza del gato y, como te contamos, tienen mucho que ver con procesos hormonales que están fuera de nuestro control (incluso si les damos las mejores condiciones o tenemos buenas prácticas de adiestramiento).

La buena noticia es que podemos mitigar estos problemas usando feromonas sintéticas. 

Te contamos cómo a continuación

¿Qué son las feromonas sintéticas?

Las feromonas sintéticas son sustancias químicas que imitan la feromona facial de los gatos. Estas sustancias son muy similares a las que tu gato produce de manera natural cuando frotan sus mejillas en las personas u objetos de la casa.

Como son una forma de comunicación intraespecie, las feromonas sintéticas para gatos sólo pueden ser percibidas por ellos.

¿Cómo funcionan las feromonas sintéticas para gatos?

Las feromonas faciales sintéticas han sido diseñadas para ayudar a reducir el estrés en nuestros gatos y evitar ciertos comportamientos asociados al mismo.

Cuando tu gato percibe estas sustancias por un periodo de tiempo prolongado su comportamiento se modificará: se sentirá seguro y estará relajado frente a la situación que le causa estrés.

Las feromonas más conocidas vienen en dos diferentes presentaciones: en difusor y spray. 

El difusor se conecta a la corriente para liberar las feromonas en el ambiente de forma constante mientras que el spray es utilizado en superficies con las que tu gato interactúa para brindarle calma por periodos momentáneos.

¿Cómo percibe las feromonas mi gato?

Para percibir las feromonas, ya sean sintéticas o naturales, los gatos utilizan el órgano vomeronasal también conocido como órgano de Jakobson que se encuentra en la parte alta del paladar.

¿Has notado alguna vez que ante ciertos olores tu gato abre la boca luego de olfatear? Esta conducta se denomina Flehmen: el labio superior se retrae, la nariz se pliega, cierra sus orificios nasales e inspira por la boca.

Esto indica está absorbiendo la mayor información que puede de estas moléculas como el olor de tus zapatos después de un largo día de trabajo.

Feromonas sintéticas: cuándo y cómo usarlas

Se recomienda el uso de las feromonas en gatos para ayudar con situaciones de estrés:

  • Mudanzas: cómo te comentamos, los gatos son muy territoriales, al alejarlos de su entorno familiar y conocido puede generarles estrés.
  • Remodelaciones o reformas en el hogar: los ruidos intensos y la gente extraña trabajando puede causarle a tu gato mucha ansiedad.
  • Viajes: ya sea un paseo al veterinario, un paseo en automóvil o un viaje en avión con tu gato las feromonas te pueden ayudar a controlar el estrés de tu gato.
  • Fiestas: alrededor de fin de año o en días festivos, es inevitable el uso de fuegos artificiales, la reacción a estos puede ser perjudicial a la salud de tu gato si no se toman las medidas adecuadas.
  • Postoperatorio: las cirugías son procedimientos que pueden ser traumáticos para tu gato y que requieren de cuidados especiales en los cuales estas hormonas pueden ser de ayuda.
  • Un nuevo gato en casa: recibir nuevos miembros a tu hogar puede ser un factor de estrés para tus michis. Las feromonas pueden ayudar a reducir los problemas de convivencia.

Es importante considerar que siempre debemos tratar de proporcionar ambientes tranquilos para nuestro gato para evitar que el estrés escale.

En situaciones de estrés en las que tu gato pueda permanecer en interiores lo ideal es utilizar un difusor. Al llegar a tu nuevo hogar en una mudanza o cuando hay fuegos artificiales conectá el difusor en el ambiente de la casa en el que tu gato estará más tiempo.

Para que esto de resultados, la acción del difusor debe ser constante: no lo coloques debajo de ventanas, ni detras de muebles o puertas porque el resultado no será el esperado.

Cuando vas de viaje en auto, en avión o al veterinario usar un spray es ideal: rociá su transportadora y siempre esperá 15 minutos para introducir a tu gato. Tendrás un viaje tranquilo y relajado.

Para los problemas de convivencia existen difusores especiales como Feliway Friends.

Conectalo en el lugar donde tus gatos pasen la mayor parte del día y vas a ver que los problemas de adaptación se resolverán.

Recuerda: nunca debes aplicar ninguna de estas soluciones directamente sobre tu gato, están diseñadas únicamente para ambientes y superficies.


¿Las feromonas sintéticas son peligrosas para la salud de mi gato?

No existe ningún tipo de efecto adverso o negativo para la salud de tu gato al utilizar la terapia de feromonas. 

Son productos naturales que no son fármacos ni adormecen o causan ningún efecto anestésico.

Harán que tu gato experimente calma y tranquilidad frente a situaciones que usualmente lo estresarían, reflejándose en su comportamiento de manera positiva.

Recuerda que la efectividad de estas sustancias dependerá de cada gato y su ambiente. 

Deben ser complementadas con otras prácticas y refuerzos positivos para no depender exclusivamente de ellas.

Es decir: aparte del uso de feromonas, debes incorporar el entrenamiento y rutinas saludables en la vida de tu michi.

Debes considerar que los comportamientos que tu gato presenta pueden parecerse al estrés pero estar ocasionados por problemas de salud.

Por ello, siempre debes consultar con su veterinario para descartar problemas de salud.

A pesar de no tener consecuencias sobre la salud de tu gato, el uso extendido y excesivo de feromonas en su día a día, puede ocultar algunas afecciones que ocasionan comportamientos similares a los del estrés.

Ya sabes, cuando tu gato te reciba después del trabajo y frote su mejilla contra vos está dejando sus feromonas de tranquilidad y felicidad en todo el ambiente.