Tabla de contenidos

  1. Causas de pérdida de pelo en perros
  2. Causas no naturales de la pérdida de pelo en perros
  3. ¿Cómo resuelvo la pérdida de pelo en mi perro?
  4. Conclusiones

Un pelaje suave y brillante es un indicador de buena salud en nuestra mascota, pero ¿qué pasa si encuentro pelo por todos lados en la casa, la ropa y hasta en la sopa?

La caída del pelo en los perros se puede deber a muchas razones: muda, estrés, problemas de salud entre otros.

En este artículo te contamos las razones por las cuales tu perro puede estar perdiendo pelo y que podemos hacer para mejorar esta situación.

Causas de pérdida de pelo en perros

Hay muchas causas por las que los perros pueden perder pelo.

Muchas de estas son naturales aunque la pérdida de pelo en perros también puede significar un problema de salud.

Te detallamos cuáles son los motivos por los que tu perro puede perder pelo a continuación:

Muda de pelo estacional

La pérdida de pelo no es un motivo de alarma.

De hecho, los perros pueden perder pelo y regenerarlo el año redondo.

No obstante, la muda se intensifica frente a los cambios de temperatura.

La gran mayoría de los perros tiene dos tipos de pelo: uno exterior que es largo y firme al que se llama "pelo verdadero", y otro que se encuentra debajo de este, es más fino y se llama "lanugo". 

La primera capa de pelo tiende a caer a los laterales del cuerpo del perro.

Es excelente protegiendo y aislando en contra del clima, en especial como protección ante la lluvia.

Aísla la humedad haciéndola impermeable a agentes externos y no está sometido a la muda, sino que se reemplaza de manera constante, paulatina y en algunos perros es hasta imperceptible.

La segunda capa de pelo que se encuentra de bajo de la capa permeable, es la encargada de generar la aislación térmica.

Esta capa está sometida a la muda estacional que se da dos veces al año.

Algunas razas no cuentan con esta segunda capa de pelo.

Esto puede hacernos creer que pierden menos pelo cuando en realidad no tienen tanto pelo para perder.

La muda estacional de pelo es un proceso totalmente natural en la vida de un perro y está vinculada a su ancestro: el lobo. 

Este proceso ayuda a eliminar el pelo muerto y liberar aceites naturales de la piel. 

Si este pelo no se elimina, la piel de tu perro puede irritarse. 

Lo normal es que en la época de muda, la caída sea más intensa en dos temporadas concretas: previo al verano y previo al invierno.

Antes del verano tu perro necesita mudar el pelo para dejar crecer un manto más fino y suave que le permita estar fresco durante esta época de intenso calor.

En la antesala del invierno, el perro necesita un manto más grueso y compacto que le ayude a mantener su calor corporal  en esta época de frío. 

También es cierto que algunas razas pierden más pelo que otras:

Por poner un ejemplo: el Beagle, Bulldog inglés y el Shar-pei eliminan más pelo que los Poodle, Shih tzu, Fox terrier o Schnauzer a pesar de que los primeros tienen el pelo mucho más corto que los últimos. 

No debes asustarte si la caída del pelo de tu perro se pone más intensa en estas dos ocasiones del año.

Ojo! El cambio más notorio será previo al verano, ya que el pelo que cae es el de invierno que es más denso y abundante.

Causas no naturales de la pérdida de pelo en perros

La muda es la causa natural de la pérdida de pelo en perros.

Como te mencionamos, algunos pierden más pelo que otros.

Ahora ¿qué pasa si la caída de pelo es más intensa y está acompañada de otros síntomas?

Te contamos sobre las causas de la caída de pelo en perros asociada con la nutrición y la salud:

Dieta desequilibrada

Una dieta equilibrada nutricionalmente es el pilar fundamental de la salud de nuestras mascotas.

La buena nutrición hace que el pelo de nuestra mascota se mantenga en su sitio, tenga un aspecto brillante y suave.

Si el pelo se cae fuera de la época de muda y además está opaco y áspero al tacto puede significar que nuestro perro tiene una dieta desequilibrada.

Es muy importante hacer una buena elección de la comida para nuestro perros.

La calidad de la misma es un factor fundamental para su salud.

Al elegir el alimento debes revisar que cumpla con ciertos requisitos: nivel alto de proteínas, niveles bajos de almidones y una buena composición de vitaminas, ácidos grasos omega y minerales. 

La importancia de los niveles de proteína en la dieta de tu perro

El pelo de tu perro está formado por la queratina, esta sustancia tiene una estructura protéica que crece de folículos en la capa de la piel.

Se estima que una tercera parte de la ingesta de la proteína va directamente al mantenimiento de la salud de la piel y el pelaje.

Los aminoácidos que conforman las proteínas del alimento tienen funciones fundamentales en el organismo de los perros:

Son componentes estructurales del pelo, la piel, las uñas, el colágeno, los ligamentos y los tendones. 

Un alimento para perros alto en proteínas altamente digestibles es sinónimo de un alimento de alta calidad.

De hecho, a mayor calidad proteica del alimento, menor es la cantidad necesaria de consumo para suplementar las necesidades diarias.

Entonces: si el alimento que le das a tu perro es de alta calidad nutricional, deberá consumir menos cantidad proporcionalmente para estar nutrido.

Hay que recalcar que muchos trastornos cutáneos se presentan ante la carencia de ciertos nutrientes: la alimentación tiene un impacto directo sobre la piel y el pelaje de tu perro.

Además, estar bien nutrido lo protegerá también de patógenos externos.

Infecciones de parásitos

Otra causa de la alopecia canina es la presencia de parásitos en el pelaje. 

Los parásitos en sí no suelen ser los causantes de la caída sino que ocasionan comportamientos compulsivos en nuestros peluditos.

Al lamerse y rascarse de forma compulsiva, el pelo empieza a caerse en zonas focalizadas.

Hay diversos tipos de parásitos que pueden ocasionar estos problemas: hongos, bacterias, ácaros como garrapatas, insectos como pulgas o piojos.

Las infestaciones por estos parásitos causan distintas reacciones en la piel:

  • Ácaros: son responsables de provocar la sarna dermodecica y sarcóptica, esto se debe tratar de inmediato ya que se propaga con facilidad y se puede transmitir a los seres humanos.
  • Los hongos dermatofitos: provocan la tiña que también es altamente contagiosa para los humanos.
  • Las pulgas, garrapatas y piojos: causan una irritación que desencadena en un picor intenso que lo lleva a rascarse y lamerse compulsivamente causando la pérdida de pelo. 

Para la prevención y el tratamiento de pulgas, garrapatas y piojos existen una variedad de antiparasitarios para perros en diversas presentaciones: pipetas, collares y pastillas antiparasitarias.

En el caso de los hongos y la sarna, debes acudir a tu veterinario para que tu perro reciba un tratamiento adecuado y poder erradicar estas infecciones a tiempo.

Alergias en la piel

Habiendo descartado la muda, desequilibrios nutricionales o presencia de parásitos, podemos asumir que la caída de pelo en nuestro perro se debe a una reacción alérgica.

¿Cómo se puede identificar una caída de pelo ocasionada por alergias en perros?

En el caso de alergias en perros el pelo se cae por secciones.

Mientras que en el caso de una muda, el pelo se cae de manera generalizada.

La causa más común de caída de pelo debido a alergias es la dermatitis alérgica.

Se presenta con un prurito intenso afectando áreas como las axilas, patas, cuello y el área de la íngle. 

Viene acompañada de un picor y caída de pelaje en estas zonas.

Otras alergias ocasionan síntomas similares. La caída se da por parches y la picazón hace que se rasquen y laman las zonas afectadas causando enrojecimiento e irritación.

La prevención de este tipo de caída de pelo está relacionada con la prevención de las alergías que suelen ser ocasionadas por factores ambientales, genéticos y también de nutrición.

Es recomendable que visites un veterinario si sospechas que tu perro tiene alergias para poder tratarlas.

También es importante mencionar que una correcta nutrición puede ayudar a disminuir la incidencia de alergias en perros.

Una dieta rica en ácidos grasos omega 3 influye de manera positiva en la recuperación de la alergia de los perros e incluso reduce inflamaciones y el prurito hasta en un 40%.

Tu peludito se rascará menos y su piel podrá regenerarse libre de lesiones.

Gestación y lactancia

En la etapa de gestación, después del parto y durante la lactancia, es normal que muchas hembras presenten pérdida de pelo. 

Esta pérdida de pelo se puede notar en muchas zonas de la piel.

Los procesos hormonales, el estrés del parto, la lactancia, la cría de cachorros son los factores que causan la pérdida de pelo.

Además, la generación de la leche es un proceso muy exigente para la madre: requiere de mucha energia, proteínas, vitaminas y nutrientes.

Es normal que la hembra pierda pelo al atraversar un proceso de gravidez. 

Para afrontar la gestación y lactancia, es importante que en esta etapa la hembra tenga una buena alimentación para después poder recuperar el estado de su pelaje.

Estrés y ansiedad en perros 

El nerviosismo, el aburrimiento, las fobias, la soledad, la ansiedad por separación y otras situaciones causan estrés en los perros.

Estas situaciones pueden desencadenar en trastornos emocionales que provocan la caída del pelo.

Los perros pueden sufrir trastornos compulsivos como los seres humanos.

Estos trastornos presentan comportamientos como el lamido constante de las patas y el mordisqueo de partes del cuerpo.

Entre todas ellas, la caída del pelo por causas psicológicas es la más complicada de tratar. Ocasionan la alopecia areata y la circular.

Si crees que tu perro está perdiendo pelo por estas causas, lo mejor es que consultes con su veterinario para poder esclarecer el origen del problema y buscar corregirlo mediante rutinas saludables, terapias e incluso medicación para casos más serios.

Apoyar las terapias conductuales con feromonas para perros puede ser de ayuda para corregir los comportamientos más serios.

Otras causas 

Existen otras causas menos comunes por la pérdida de pelo:

Falta de luz solar: este problema suele producirse en invierno y otoño donde se presentan horas de menos luz solar. Esta falta de exposición a la luz solar prolongada puede causar pérdida de pelo. 

Síndrome de Cushing: un tumor que hace que la gándula suprarrenal de tu perro produzca una hormona llamada cortisol de manera descontrolada. Esto provoca pérdida de pelo, obesidad, aparición de manchas oscuras en la piel y cambios de comportamiento. 

El hipotiroidismo y la diabetes también tienen como síntomas la pérdida de pelo.

¿Cómo resuelvo la pérdida de pelo en mi perro?

Ya que conocemos algunas las causas más comunes por las cuales nuestro compañero canino puede estar perdiendo pelo, te contamos qué podes hacer para mitigar este problema. 

  • Cepillado constante: cepillar el pelo de tu mascota ayudará mucho a que tu casa, muebles y ropa no estén cubiertos en sus pelitos. En época de muda debes cepillar a tu perro a diario, en especial si tiene doble manto como los labradores, lobo siberiano, etc.
  • Baños: es recomendable bañar a tu perro periódicamente, esto en combinación con el cepillado ayudará a que la muda sea más llevadera y a que no haya acumulación de pelo en todas las superficies de tu casa. 
  • La alimentación: una buena nutrición en tu perro es crucial para que la salud del pelaje y la piel de tu perro se mantengan en excelente estado e incluso que sean menos propensos a alergias e infecciones. Escogé una comida para perro con un nivel adecuado de proteínas altamente digestibles y que tenga un buen balance entre vitaminas y minerales.
  • Desparasitación: para evitar la pérdida de pelo a raíz de los parásitos es recomendable seguir un calendario de desparasitación con el veterinario para prevenir infestaciones.
  • Calma su ansiedad: la pérdida de pelo por estrés es quizas una de las formas más complicadas de combatir, esto se debe a que se necesita identificar el problema y tratarlo mediante terapias conductuales e implementación de rutinas saludables. En situaciones como éstas, lo mejor es que consultes con su veterinario para que pueda ayudarte a elaborar un plan que lo pueda ayudar.
  • Suplementación: este recurso es conveniente en hembras que han dejado de lactar recientemente, una dieta correcta acompañada de suplementos para el pelaje le ayudará a recuperar su manto en menos tiempo. 

Realizar visitas periódicas al veterinario es de suma importancia para poder detectar infecciones cutáneas que pueden ser peligrosas si no se controlan a tiempo, al igual que la detección de enfermedades como la diabetes, el síndrome de Cushing entre otros, que se presentan con síntomas como la pérdida de pelo. 

Conclusiones

Los perros pierden pelo casi todo el tiempo, no hay mucho que hacer al respecto.

La caída del pelo en los perros es un proceso natural que no debe asustarnos.

En época de muda, sufriremos por la cantidad de pelo que tendremos en la cama, los muebles y hasta en la sopa, pero mantener una buena rutina de baños y cepillados nos puede ayudar a mitigar esta pérdida de pelo.

La alimentación es crucial para la salud del pelaje y la piel.

Si la comida de tu mascota no está cumpliendo con los requisitos nutricionales que te hemos mencionado, recomendamos que la cambies por una de mejor calidad. 

Esto no solo beneficia la salud de su piel, sino que juega un papel fundamental en su calidad de vida y longevidad.

Finalmente, si ves que la caída de tu pelo es exagerada y no se debe a la muda, lo recomendable es que acudas a un veterinario para descartar causas que puedan afectar la salud de tu peludito.

Si llegaste hasta acá, espero haberte ayudado con este artículo.

Contame en los comentarios, ¿estás sufriendo una situación de caída de pelo con tu perro?


Comentarios

Este artículo aún no tiene comentarios, se el primero en dejar uno :)

Dejar un comentario

Recordá ser cordial y aportar a la conversación. Los comentarios que no aporten al debate no serán publicados