Semana de michis!😻 Usá el cupón MICHI10 y obtené un 10% en tus compras para gatos hasta el 25 de febrero

¿Cuánto vive un gato?

¿Sabías que el gato más longevo vivió hasta los 38 años? Te contamos cuánto puede llegar a vivir un gato y cuáles son los factores que más influencia tienen en su expectativa de vida.

    Tabla de contenidos

  1. Factores que afectan la expectativa de vida de un gato
    1. La nutrición
    2. La genética
    3. El estilo de vida
  2. La castración
  3. Algunas excepciones notorias
  4. Conclusiones

Tener un michi en nuestra vida es una garantía de querer que nos acompañe para siempre.

Lastimosamente, ni nosotros ni nuestros michis podemos vivir eternamente. Por eso, en este artículo te contamos cuanto vive un gato y cuáles son los factores que más influyen en la expectativa de vida felina.

TL;DR: si no estás con muchas ganas o tiempo de leer y querés saber el dato de forma directa acá va: en condiciones normales un gato puede vivir entre 12 a 18 años.

Factores que afectan la expectativa de vida de un gato

Al igual que pasa con nosotros, existen factores intrínsecos y extrínsecos que pueden afectar la longevidad de un gato.

Algunos de estos factores

La nutrición

Los gatos son animales carnívoros por naturaleza.

Esto significa que su dieta debería incorporar una cantidad determinada de proteína de origen animal para ser considerada adecuada.

Más aún, considerando que no toda la proteína es igual, es importante que los alimentos que consuma tengan los aminoácidos esenciales (aquellos que no puede sintetizar a partir de otras proteínas) que necesita para su desarollo normal.

La taurina es uno de los aminoácidos esenciales más importantes para el desarrollo saludable de un gato: interviene en el funcionamiento cardíaco, en su visión, en la reproducción, entre otros.

Por ello, en la medida en la que nos lo podamos permitir, darle a nuestros gatos alimentos de alta calidad proteica y balanceados es una buena forma de prolongar su vida.

Alimentos como N&D Natural and Delicious, Nutrique o Balanced son indicados para darle una dieta equilibrada y saludable a nuestros gatos.

Ahora, considerando dietas como las BARF o las dietas naturales, es cierto que las croquetas secas para gato son alternativas inferiores a dietas naturales y frescas; también es cierto que son alternativas más convenientes y económicas para la mayoría de las personas pero siempre es bueno considerar alternativas que incorporen alimento fresco en caso de que nos lo podamos permitir.

Otro de los factores que tienen una influencia importante en la expectativa de vida es la hidratación en los gatos.

Los gatos necesitan tener agua a disposición todo el día, todos los días. 

Es importante que se adapten a tomar agua ya que por naturaleza, los gatos obtienen el agua de sus presas y no suelen tener la costumbre de hidratarse por su cuenta.

Tener una hidratación adecuada es importante para que puedan tener una función renal y biológica correcta y por lo tanto extender su expectativa de vida.

La genética

Podemos definir la genética como la herencia biológica que tienen nuestros gatos.

Esto quiere decir que es lo que un gato hereda biológicamente de sus padres y codifica la forma en la que su organismo se va a desarrollar y comportar a lo largo de su vida.

En otras palabras, la genética es la información contenida en el ADN de los gatos que explica cosas como su tamaño, su apariencia y capacidad física además de cosas como la propensión a enfermedades o a desórdenes metabólicos.

Si hablamos de longevidad, los gatos mixtos son más longevos que los gatos de raza pura ya que la mezcla de sus genes hace que estadísticamente prevalezcan condiciones que le otorguen mayor capacidad de supervivencia.

Algunos gatos tienen propensión a ciertas enfermedades lo que hace que podamos hacer poco para evitar que las sufran, por ello siempre es bueno considerar las características genéticas de la raza de nuestro gato para saber cuáles son los potenciales problemas que pueden afectar su longevidad.

El estilo de vida

La forma en la que los gatos desarrollan su vida afecta de forma importante la cantidad de años que pueden vivir.

En primera instancia, la expectativa de vida de un gato callejero es mucho menor que la de un gato doméstico casi que por definición: estarán expuestos a muchos peligros que puedan atentar contra su vida todo el tiempo, no tienen la seguridad alimentaria de un gato doméstico y situaciones como peleas con otros gatos o ser atropellados por vehículos pueden ser fatales.

Además, también están expuestos a problemas como la deshidratación o la presencia de parásitos que no son controlados a tiempo.

Lastimosamente, el 50% de los gatitos que nacen en la calle mueren antes de cumplir el primer año. Esta expectativa de vida reducida tiene que ver con condiciones extremas de vida que muchas veces pueden ser evitadas a tiempo evitando la proliferación descontrolada de la población felina callejera mediante la castración.

Ahora, la realidad de los gatos domésticos es muy distinta de la de los gatos callejeros. 

Si un gato doméstico se desparasita regularmente, no está en contacto con otros gatos, no sale a la calle y por tanto no se expone a riesgos que la misma atrae, su expectativa de vida será mucho mayor.

Otro de los factores del estilo de vida de los gatos domésticos que pueden afectar su longevidad es el sedentarismo. 

Un gato que se ejercita tiene más probabilidades de tener una vida larga ya que la actividad física mantiene alejadas a enfermedades metabólicas que son causantes de muchos problemas graves de salud en gatos.

Una buena rutina de ejercicio y de juegos ayuda también a que el gato mantenga y mejore sus habilidades cognitivas e instintos que lo ayudarán a estar activo y, salvando las distancias, a imitar la forma en la que viviría en la naturaleza.

Esto implica tener ambientes acondicionados para que juegue, acceso a rascadores o lugares donde pueda escalar y, en general, condiciones para que desarrolle sus instintos cazadores.

La castración

La castración o esterilización de un gato es uno de los factores que puede contribuir a que un gato viva más tiempo ya que, entre otras cosas, minimiza las posibilidades de que se escape y a la larga evita problemas como: infecciones en la matriz en las hembras, o la aparición de tumores prostáticos y anales en los machos.

Más allá de las ventajas inmediatas en su salud, la castración también es una buena forma de evitar la sobrepoblación de gatos que puedan terminar en condiciones indeseadas que los puedan llevar a una muerte temprana.

Algunas excepciones notorias

Como datos curiosos, existen muchos gatos que desafían las medias estadísticas y viven bastante más que su expectativa de vida.

El gato más longevo tenía 38 años cuando murió. Era un gato de la raza tabby de Austin, Texas en Estados unidos.

Esto no quiere decir que todos los gatos puedan vivir 38 años ni que haya muchas cosas que podamos hacer para que nuestro gato pase la media de vida de gatos saludables, pero si nos ayuda a saber que existe la posibilidad de disfrutar a nuestro gato a lo largo de la mitad de nuestra vida.

Conclusiones

Todos seríamos muy felices en caso de lograr que nuestros gatos vivan para siempre.

Lastimosamente, es muy probable que nosotros vivamos más que ellos y que tengamos que experimentar el dolor de perderlos.

Su longevidad depende de factores que podemos controlar y de otros que no tanto.

Proporcionándole una buena nutrición, asegurándonos que esté hidratado, desparasitado, que tenga buenas rutinas de actividad física y controles regulares con el veterinario podremos lograr que tenga una larga vida.

Teniendo todo esto en consideración, solamente nos queda disfrutar de su presencia en nuestras vidas y contemplar como las hace más brillantes.